El desarrollo de la fuerza a través del yoga

El desarrollo de la fuerza a través del yoga

El yoga es una práctica india que ha cobrado importancia en los últimos años. Los movimientos de relajación, las técnicas de respiración y las experiencias asociadas a esta práctica tienen una amplia gama de beneficios para la salud mental y física. Por esta razón, el yoga para niños se está integrando gradualmente en la educación física.

Para empezar 2020 con energías renovadas, infórmate sobre qué es el yoga para niños, cuáles son sus beneficios y cuáles son sus posturas.

¿Qué es el yoga para niños?

El desarrollo de la fuerza a través del yoga

Es un entrenamiento adaptable y accesible para niños de 4 a 12 años que les ayuda a conocer su cuerpo y a conectar con su mente. La guía respiratoria y las distintas posturas de yoga ayudan a los niños a desarrollar sus capacidades de concentración, atención, memoria y relajación.

Las clases para niños son muy diferentes de las de adultos. Diana Guerrero, profesora de YogaKids y cofundadora de @educacioninspire, dice: "Por ejemplo, usamos activamente libros para colorear y meditación plástica para que los niños se concentren."

El secreto es hacerlo muy lúdico y divertido. Esto puede lograrse mediante canciones, juegos y cuentos. Las clases de yoga para niños duran unos 45 minutos.

Quizás te interesa:Libros de yoga recomendados para principiantesLibros de yoga recomendados para principiantes
  • Inspiración en forma: 6 gurús de la salud que deberías seguir en Instagram.

Beneficios del yoga para los niños

El yoga para niños tiene varios beneficios físicos y mentales que han sido demostrados por la investigación científica. Aprender a relajarse y respirar conscientemente mediante la práctica del yoga ayuda a hacer circular la energía, a afrontar situaciones difíciles y a aumentar la confianza en uno mismo y la autoestima.

Según el artículo "Más que un juego: Yoga for School-Age Children", del Dr. Merlin Way, de la Facultad de Medicina de Harvard, los niños que practican yoga también obtienen grandes beneficios.

  • Aprender a respirar.
  • Entrenamiento muscular.
  • Favorece la flexibilidad y el equilibrio.
  • Mejora la concentración.
  • Aprender a reconocer el propio cuerpo y sus diferentes partes.
  • Estimular la creatividad y la imaginación.
  • Desarrollar el hábito de una postura correcta de la columna vertebral.
  • Activación de la circulación sanguínea.
  • Agudización de los sentidos.

Por último, el yoga para niños también ayuda a desarrollar amistades y camaradería, ya que algunas posturas se practican en parejas o grupos.

  • 4 Aplicaciones para entrenar en casa

El yoga es una práctica milenaria que enseña al cuerpo y a la mente a estar en equilibrio. Las clases están diseñadas para desarrollar diversas habilidades psicomotoras como el equilibrio, la fuerza y el estiramiento muscular. También se hace hincapié en el aspecto emocional, centrándose en mejorar la percepción sensorial, la confianza en uno mismo, el control emocional y la creatividad. Estos dos aspectos, el físico y el mental, se desarrollan a través de posturas y asanas que se introducen de forma lúdica. Te enseñamos cómo hacer tu primera clase de yoga.

Cómo dar tu primera clase de yoga en un aula

El desarrollo de la fuerza a través del yoga

Es muy importante dedicar tiempo suficiente a conocer sus preferencias y preocupaciones. También tienes que explicar qué es el yoga y qué valores defiendes. Fomenta la sociabilidad, escucha, levanta la voz sólo cuando la actividad lo requiera, mantén el orden y respeta a los demás. Tras quitarte las zapatillas, colocar la esterilla en círculo y hacer balance del estado de ánimo de cada uno (pequeña ronda), comienza con la primera asana: una postura asociada siempre a un animal o a un elemento de la naturaleza, como por ejemplo: - Árbol: colocar la planta del pie derecho sobre la rodilla izquierda, juntar las manos sobre el pecho e intentar mantener el equilibrio con un solo apoyo - Gato. Gato: coloque cuatro apoyos en el suelo, las muñecas justo debajo de los hombros, inhale profundamente mientras dobla la espalda, exhale mientras dobla la cabeza y tira del abdomen hacia dentro. -Mariposa: Coloca las plantas de los pies juntas, sujétate con ambas manos y mueve las rodillas hacia arriba y hacia abajo para imitar el aleteo de las alas de una mariposa. Estas posturas mejoran el sentido de la orientación, la estabilidad, la movilidad, la flexibilidad articular, el desarrollo muscular motor y la destreza manual, y ayudan a desarrollar buenos hábitos de salud de la columna vertebral. Por otra parte, también fomenta aspectos importantes del desarrollo infantil como la autoestima, una mayor reducción del estrés y una mejor armonía de la personalidad y el carácter.

Quizás te interesa:Los beneficios de adoptar el yoga como estilo de vidaLos beneficios de adoptar el yoga como estilo de vida

La enseñanza se imparte en tres fases

En mis clases de yoga fomento los tres aspectos básicos del yoga: energía, concentración y relajación. En la primera mitad de la clase realizamos diferentes asanas para liberar toda la energía almacenada, en la segunda prestamos atención a la concentración y, por último, practicamos la relajación a través de la respiración.

Los juegos están presentes en todas partes. Las asanas con las que comienza la clase pueden realizarse con diferentes juegos, por ejemplo, juegos de cartas en las que se representan las posturas, cartas hechas por uno mismo, juegos dinámicos en grupo como "1 2 3 Yoga", juegos de estatuas, etc.

En la segunda mitad de la clase utilizo juegos como el "memory" para ayudar a los alumnos a concentrarse, recordar las asanas, entrenar la memoria y trabajar sus sentimientos. Durante este tiempo presto especial atención a cómo se sienten los alumnos en las distintas posturas y les doy consejos sobre cómo afrontarlo.

Por último, pasamos a la relajación y terminamos la clase con una meditación individual o en grupo, trabajando la respiración con diferentes métodos, como la respiración en globo y la respiración de abeja. En este momento se colocan velas por la habitación, se escuchan sonidos de la naturaleza y se recitan varios mantras. Los momentos finales se dedican a cantar OM para conectar con el momento presente y el entorno, y se utiliza el habitual "Namaste" para despedirse y agradecer la práctica.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a El desarrollo de la fuerza a través del yoga puedes visitar la categoría Yoga.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad