¿Cómo comer tomates todo el año de forma sostenible?

¿Cómo comer tomates todo el año de forma sostenible?

jeffreyw/CC BY 2.0

Hola, es hora de cosechar tus tomates. Si de repente tu huerto (o el mercado agrícola o el huerto de tu vecino) está lleno de tomates frescos, no tengas miedo de abastecer tu despensa.

He aquí cinco maneras de aprovechar al máximo el vibrante sabor de esta fruta durante los fríos meses de invierno.

Salsa de tomate asado a fuego lento

¿Cómo comer tomates todo el año de forma sostenible?

La salsa de tomate es una forma fácil de aprovechar al máximo los tomates. Para esta receta sólo necesita unos pocos ingredientes sencillos (1,5 kg de tomates maduros, ajo, sal, albahaca, tomillo y aceite de oliva) y unas técnicas sencillas. Jerry dice que asó los tomates cortados en cuartos durante la noche a 175 °C.

El National Centre for Home Food Preservation tiene instrucciones detalladas sobre cómo conservar la salsa de tomate, pero también puedes simplemente meterla en el congelador (prueba a congelarla plana en una bolsa hermética sobre una bandeja de galletas para ahorrar espacio).

Quizás te interesa:10 trucos para reducir tu huella ambiental digital10 trucos para reducir tu huella ambiental digital

Tomates rellenos enteros o partidos por la mitad en agua

ohmeaghan/CC BY 2.0

¿Los tomates de la salsa no están del todo bien? El National Center for Home Food Preservation también muestra cómo conservar frutas enteras y medias frutas envasadas en agua (o zumo de tomate).

En primer lugar, sumerja los tomates en agua hirviendo hasta que la piel se agriete (tarda menos de un minuto), después quíteles la piel y el corazón y sazone los tomates envasados con zumo de limón y sal. A continuación, siga las instrucciones correspondientes para utilizar compresas frescas o calientes.

El tomate (Solanum lycopersicum) es un cultivo muy importante en Chile. La producción se concentra en Arica y Parinacota, así como en Coimbo y Maule. Esta especie necesita la polinización de los insectos para producir frutos. Básicamente, hay dos formas de cultivar tomates: al aire libre y en invernadero. Esta última puede producirse en épocas del año en las que no es posible el cultivo al aire libre. En estas épocas se pueden conseguir precios más altos y, por tanto, una mayor rentabilidad. Sin embargo, esto requiere grandes superficies cubiertas con invernaderos de plástico, grandes cantidades de pesticidas, incluidos los plaguicidas para el control de plagas, y tecnologías para promover la polinización en condiciones de cultivo forzado.

Los beneficios de la rentabilidad y la posibilidad de comer tomates incluso en invierno tienen un alto coste medioambiental del que no somos conscientes.

Quizás te interesa:5 consejos para cuidar los bosques en tus excursiones5 consejos para cuidar los bosques en tus excursiones

Especies no autóctonas de abejorros

¿Cómo comer tomates todo el año de forma sostenible?

El abejorro europeo Bombus terrestris se introdujo deliberadamente en Chile en 1997 para polinizar los cultivos de tomate en invernadero. Poco después se permitió su uso al aire libre, desde donde se extendió rápidamente por todo el país y se convirtió en una especie invasora.  Aunque este abejorro parece inofensivo, puede perturbar la relación entre plantas y polinizadores en un ecosistema, introducir enfermedades y facilitar la propagación de otras especies vegetales no autóctonas.

Los impactos negativos del abejorro europeo han sido ampliamente denunciados no sólo en Chile, sino también en otras partes del mundo. Un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad de La Frontera y la Universidad Mayor en el marco del proyecto SURPASS2 analiza el proceso de dispersión de Bombus terrestris en Sudamérica y demuestra que el área de invasión de esta especie aumenta linealmente en el tiempo y que, de mantenerse esta tendencia, en el futuro se expandirá a otros países sudamericanos.

Los autores de este artículo creen que las medidas de control sólo son eficaces si se detiene la importación de nuevas reinas de B. terrestris. Esto se debe a que la llegada de nuevos individuos aumenta la población y refuerza la diversidad genética, lo que mejora su capacidad para hacer frente a condiciones ambientales desfavorables y colonizar con éxito nuevos hábitats. Permitir la introducción de Teleostris en Chile es una medida que amenaza no sólo la conservación de la biodiversidad chilena, sino también la de los países vecinos y de otros países latinoamericanos si las predicciones sobre su propagación son correctas", afirma Lorrina Vieri, investigadora de la Universidad de La Frontera y del Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES (UC).

El cultivo de tomates en Arica y Parinacota es también una importante fuente de hábitat para el picaflor de Arica (Eulidia yarrellii), que actualmente está amenazado de extinción debido al uso extensivo de redes contra pulgones y pesticidas para controlar plagas y enfermedades en las zonas de cultivo de tomates. Esto ha contribuido a promover la conservación de los colibríes, actualmente amenazados de extinción. Estos colibríes son territoriales y permanecen en el lugar que consideran su hogar hasta el último momento, aunque haya sido alterado o destruido. En este caso, medidas como el uso de corredores biológicos, la protección de los hábitats restantes y unas prácticas agrícolas adecuadas basadas en indicadores ecológicos son clave para proteger esta ave y la biodiversidad en general.

Nuevos paradigmas en la agricultura

Mientras producimos alimentos para una población cada vez mayor, el reto es garantizar que no se comprometa la calidad del suelo, el aire, el agua y la biodiversidad con los que convivimos. También tenemos que mejorar y restaurar los agroecosistemas degradados, agotados y contaminados. La investigación científica confirma que esto es posible, y ya se están aplicando principios ecológicos en el diseño, desarrollo y gestión de una agricultura cada vez más sostenible. Los incentivos, la regulación y el cumplimiento de la normativa son fundamentales para transformar el sistema alimentario del país. Con este fin, se acaba de presentar en el Parlamento un proyecto de ley para proteger a los polinizadores autóctonos, incluidas las abejas, moscas y aves nativas. La iniciativa legislativa, elaborada con el apoyo de diputados, juristas y científicos, está dirigida por Cecilia Smith, investigadora de la Universidad de Los Lagos y del Instituto de Ecología y Biodiversidad.

Según L. Vieri, también es "urgente crear una agencia para la conservación de la biodiversidad de Chile, como el Servicio Regional de Conservación de la Biodiversidad".

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo comer tomates todo el año de forma sostenible? puedes visitar la categoría Sostenibilidad.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad