Ya haces y eres suficiente, respira

Ya haces y eres suficiente, respira

La respiración bucal es un hábito que suele iniciarse en la infancia.

Respirar por la boca, aunque lo correcto sería respirar por la nariz. Esto no tiene por qué ser siempre así, la respiración bucal también puede producirse sólo por la noche o al hablar o ser mixta y bilateral.

Algunos de los efectos de la respiración bucal son

Ya haces y eres suficiente, respira

-Pueden producirse alergias e infecciones respiratorias porque el aire no se filtra, limpia, calienta y humidifica como en la nariz.

-Débil concentración, falta de atención, falta de coordinación, dolores musculares... porque el cerebro no recibe suficiente oxígeno. etc.

- Puede producirse apnea del sueño y ronquidos.

Quizás te interesa:Yellow Day ¿cómo conseguir la felicidad estable?Yellow Day ¿cómo conseguir la felicidad estable?

-Escoliosis debida a un problema de columna, normalmente una mala postura debida a la respiración bucal.

Pero hay otras consecuencias que afectan directamente a nuestra salud bucodental

Ya haces y eres suficiente, respira
  • Durante el desarrollo infantil, la falta de respiración nasal conduce a un subdesarrollo del maxilar superior y el paladar del niño, ya que los huesos no pueden crecer adecuadamente, lo que puede provocar problemas de mordida más adelante.
  • Tienen disfonía labial porque su boca está constantemente abierta para respirar, lo que impide que el labio superior se desarrolle muscularmente, provocando hipotonía.
  • Un cierre labial inadecuado también causa problemas como boca seca, labios agrietados, mal aliento y falta de saliva.
  • La falta de saliva es más probable en estas personas porque ayuda a inhibir las bacterias que causan caries y enfermedades de las encías.
  • Dificultad para tragar porque la respiración bucal impide que la lengua toque el paladar al tragar, empujándola hacia abajo.

La detección precoz de este tipo de respiración y su corrección con aparatos que restablezcan la respiración y la función es importante no sólo para evitar futuros tratamientos de ortodoncia, sino también para mantener la salud general.

Comité de Terapias Alternativas CPHDM

Una de las preguntas más frecuentes de los pacientes en las consultas de otorrinolaringología es "¿Por qué no puedo respirar bien por la nariz?".

La dificultad para respirar por la nariz o la falta de resistencia en las vías respiratorias nasales es uno de los principales motivos de consulta al otorrinolaringólogo. La obstrucción nasal es uno de los síntomas más frecuentes en una consulta de otorrinolaringología y tiene diversas causas, la mayoría de las cuales son benignas y pueden aliviarse fácil y fiablemente con tratamiento farmacológico, pero en algunos pacientes es necesario el tratamiento quirúrgico.

Quizás te interesa:Yoga Sutras: los 8 pasos para hallar nuestra concienciaYoga Sutras: los 8 pasos para hallar nuestra conciencia

Causas de la obstrucción nasal

Las causas de la obstrucción nasal incluyen causas anatómicas y obstructivas, inflamatorias y neoplásicas.

ANATÓMICO:

Deformidad del tabique nasal: causada por un cambio en la forma del tabique nasal debido a una deformación, a cambios óseos o cartilaginosos, o a un plegamiento progresivo del tabique nasal como consecuencia de un traumatismo.

Alteraciones de la válvula nasal: estrechamiento del ángulo entre el cartílago del tabique nasal y los surcos nasolabiales, obstruyendo el paso del aire en la entrada nasal y alterando el flujo aéreo. Las alteraciones del tabique nasal y de la válvula nasal son frecuentes en el mismo paciente.

Perforación del tabique nasal: suele deberse al abuso de vasoconstrictores como la oximetazolina, al abuso de sustancias tóxicas como la cocaína o a una intervención quirúrgica previa de los cornetes o el tabique nasal.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Ya haces y eres suficiente, respira puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad