Tu pasado no te define

Tu pasado no te define

Pero el concepto es incompleto porque creemos que "tu pasado te define".

No tiene por qué ser necesariamente un desastre natural, una infancia difícil o una experiencia negativa traumática, también puede ser una relación que fue muy importante o una experiencia maravillosa que nunca olvidaremos. Normalmente, las situaciones que configuran nuestro pasado van acompañadas de sentimientos intensos, permanecen con más fuerza en nuestra memoria y pueden desencadenar una reacción emocional incluso tiempo después. En estos momentos "atentos" nos volvemos atentos e intentamos averiguar por qué.

En terapia solemos preguntar sobre los malos momentos que afectan y cambian a las personas. A menudo oímos: "Nunca volvió a ser el mismo", "No sé por qué hizo eso", "No sé por qué hizo aquello". No sé por qué lo hizo, normalmente no es así", "Ha cambiado tanto desde entonces". Pero, ¿cómo evitarlo?

Tu pasado te define... Tanto como tú quieras

Cada persona es el resultado de la suma de lo que hemos vivido en casa, de nuestro carácter, de nuestro grupo social y de lo que hemos aprendido. Este es nuestro pasado y, por desgracia, no el de todos es necesariamente feliz. Sin embargo, siempre hay puntos de inflexión en los que las experiencias dolorosas pueden transformarse en experiencias de aprendizaje.

En una relación violenta, por ejemplo, puedes vivir las peores experiencias física y psicológicamente, pero con ayuda puedes salir de ella, demostrar la fuerza interior que tienes y aprender de la situación para no cometer los mismos errores en el futuro. Les he puesto un ejemplo, pero hay otras víctimas de acoso y abuso sexual. Sabemos que es difícil olvidarlos; sabemos que es difícil olvidarlos. Pero aun así, puedes seguir adelante, continuar con tu vida e incluso ayudar a otros a superarlo.

Quizás te interesa:Tu rincón de paz

El problema de centrarse demasiado en el pasado es que en el momento en que miras al futuro, éste ya ha pasado. - Michael Sibenko.

Independientemente de su origen y del pasado que le persiga, he aquí algunos consejos para ayudarle a centrarse por fin en el futuro.

  • Reconoce lo que sientes: Cuando el pasado te define... Los recuerdos del pasado no son muy claros. Puede resultar confuso recordar el momento, las sensaciones o incluso lo que sentiste. Es importante tener claro qué te ha dolido y cómo te has sentido. Cuando los reconoces y eres consciente de ellos, es más fácil hablar de ellos y resolverlos.
  • Dejar ir las emociones: Si el pasado te define, las emociones que sientas en el presente harán que repitas ese dolor, lo que crea un vínculo con el acontecimiento pasado y te limita aún más en el presente. Esto suele ser doloroso, y es este dolor lo que tienes que dejar ir. Si todavía tienes rabia hacia la gente, Dios o la enfermedad, te recomiendo que escribas una carta sobre todos tus sentimientos. Puede ser una carta de despedida o una carta en la que se describa todo lo ocurrido. Esta carta no es para que la transmitas, sino para que te deshagas de tus intensos sentimientos. Escríbelo y luego rómpelo o quémalo. Al pasar la página, disfrute no sólo del presente, sino también del futuro que le espera.
  • Apaga las etiquetas: Cuando tu pasado te define... Es como ponerse una etiqueta todo el tiempo. Cuando te etiquetas a ti mismo como víctima, te limitas y te quedas anclado en el pasado. Tienes un nombre y una identidad, y eres mucho más de lo que te pasó. No eres tu madre, no eres tu padre, no eres una oportunidad perdida, no eres alguien que te hizo daño. Eres y serás una persona mucho más maravillosa.
  • Pero la mayoría de las veces, incluso en situaciones difíciles, podemos aprender y hacernos más fuertes superando la adversidad y aumentando nuestra resiliencia.

Si estás avanzando pero al mismo tiempo te sientes arrastrado por el pasado, ahora es el momento de caminar a su lado, de llevarlo como parte de tu historia y no esconderte a su sombra y perder de vista tu camino hacia delante.

Sólo vemos lo que queremos ver si estamos dispuestos a verlo. No debemos olvidar que todo ser humano lleva una carga, pero es más fácil de soportar si alguien nos tiende la mano.

Y no olvides...

Quizás te interesa:Ubuntu: la filosofía africana basada en la empatía y la l...Ubuntu: la filosofía africana basada en la empatía y la l...

La psicología está de moda.

Si desea concertar una cita, haga clic en este enlace.

14 ago 2019 (miércoles)

Tu pasado no te define, sólo tu misión.

Y sabemos que Dios hace todas las cosas para bien de los que le aman y son llamados según su propósito' (Rom 8:28 NTV).

Te has equivocado ... Has pecado ... Has tomado malas, malas decisiones ... ¡Yo también!

¿Pero qué quieres decir?

Ninguno de los fracasos que has experimentado ha cambiado la vocación que Dios te ha dado para tu vida. La vocación que Dios te dio al nacer, la vocación que confirmó cuando te salvó, es la vocación que te dará para siempre. Es irrevocable y permanente.

La vida de Pablo lo demuestra. Antes de su conversión a Jesucristo, Pablo solía entrar en las casas de los cristianos de su tiempo, arrastrarlos a la calle y meterlos en la cárcel. Doy gracias al que me fortalece -Cristo Jesús, Señor nuestro- por considerarme digno de ser llamado a su servicio. Yo era un blasfemo, un perseguidor y un arrogante, pero Dios ha tenido misericordia de mí a causa de mi incredulidad e ignorancia" (NVI).

Pero la llamada de Dios a la vida de Pablo no cambió ni un ápice. Y nada puede cambiar la llamada de Dios a tu vida.

De hecho, Dios quiere usar tu dolor pasado para Su gloria hoy y en el futuro. Dios no desperdicia el dolor. Todo encaja en su plan y ayuda.

Él puede tomar todas tus faltas, tus pecados, e incluso los pecados de otros que te han lastimado y usarlos para Su plan de redención. La Biblia dice: "Sabemos que Dios hace todas las cosas para bien de los que le aman y son llamados conforme a su propósito" (Romanos 8:28 NTV).

Reflexiona.

  • ¿Qué errores de tu pasado crees que Dios no puede utilizar?
  • ¿Cómo has visto a otros superar sus fracasos y responder a la llamada de Dios?
  • ¿Cómo te anima la verdad de que Dios no desperdiciará el dolor en tu vida?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Tu pasado no te define puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad