Ser padres: aceptar cambios evitará una crisis de pareja

Tu hijo te cambia. Pero de lo que a veces no nos damos cuenta cuando nos embarcamos en esta maravillosa aventura es de que ocurre a muchos niveles diferentes, no sólo como madre y padre, sino también como pareja.

El nacimiento de una nueva familia sacude los cimientos que se habían establecido y se producen muchos cambios que afectan al nivel emocional y afectivo de la vida conyugal.

De hecho, ésta es una de las etapas en las que se producen más crisis. Hay muchas razones para ello, pero la más común es que tener un bebé hace muy difícil encontrar un espacio propio para la conversación y la intimidad, lo que dificulta la resolución de conflictos a medida que surgen y se acumulan. Cada vez pasan menos tiempo juntos a solas, y eso se nota en todos los sentidos.

El reparto de responsabilidades es otro motivo que afecta a la relación conyugal, seguido del cansancio, la falta de sueño, los desacuerdos en la crianza de los hijos y la vida cotidiana.

Estos factores llevan a descuidar la relación con la pareja. Para prestar toda nuestra atención al recién nacido, reducimos nuestro espacio y se lo dedicamos al bebé.

Quizás te interesa:Sí, lo consultamos con la almohadaSí, lo consultamos con la almohada

Y como en todos los ámbitos de la vida, todo lo que no se aprecia se estropea, y la falta de entrega emocional y sentimental a nuestra vida en pareja puede destruir nuestra vida en común y nuestra vida en pareja.

Sin embargo, no hay por qué preocuparse. Porque hay una serie de pautas para que la maternidad y la paternidad no afecten demasiado a nuestra relación. Y si es así, podemos encontrar una solución antes de que sea demasiado tarde.

Con estos seis consejos puedes conseguir que el nacimiento de tu hijo no afecte a vuestra relación.

  1. Compartir la responsabilidad.

No todo recae sobre uno de los dos socios. Es importante compartir todas las tareas para evitar culpas y discusiones. El bebé es un problema de dos y debe abordarse como tal desde el principio.

  1. Intereses comunes y esfuerzos conjuntos.

No se trata de decirle constantemente al compañero que "ayude". El compañero no debe "ayudar", sino "acompañar". Por lo tanto, es una tarea en la que ambas partes deben ser igualmente responsables y comprometerse.

Quizás te interesa:Siete razones para hacer el bienSiete razones para hacer el bien
  1. Identificar las causas de los conflictos y buscar soluciones.

Es muy importante centrarse en la solución del problema, no en la cuestión. Es importante saber por qué se produce el conflicto y qué se puede hacer para resolverlo, en lugar de distorsionarlo. El truco está en la paciencia y la empatía.

  1. Hablar, hablar y volver a hablar.

El diálogo es una de las claves de una relación, especialmente para las parejas. Debes expresar tus sentimientos, lo que no te gusta y lo que te preocupa y, teniendo esto en cuenta, tómate un poco de tiempo cada día para hablar a solas con tu pareja. Aunque sólo sean 20 minutos al día, necesitas tu pequeño espacio para compartir tu vida cotidiana y tus sentimientos.

  1. Busca momentos de intimidad.

Si el diálogo es esencial, también lo es la sexualidad. Que seáis padres no significa que dejéis de ser pareja, y en este sentido debéis valorar vuestra relación al máximo. Una vida sexual satisfactoria aporta innumerables beneficios y no debe descuidarse. El cansancio y la falta de sueño son los principales enemigos, pero es importante no rendirse y tomarse el tiempo necesario para disfrutarlo. De lo contrario, será mucho más difícil hacer realidad una vida en común.

  1. Ocúpate de las pequeñas cosas.

La vida está hecha de gestos aparentemente insignificantes. Si solías despedirte de tu pareja con un beso antes de salir de casa, no dejes que tus propios compromisos te impidan hacerlo. Si siempre has celebrado aniversarios, no dejes de hacerlo. Si no puedes salir, no importa que prepares una cena especial en casa. Lo más importante es centrarse en los pequeños detalles que conforman su mundo.

Ser madre o padre es un trabajo a tiempo completo. Pero siempre debemos dedicar tiempo a nuestra pareja, sólo para nosotros, sin hijos, sin preocupaciones, aunque sólo sean cinco minutos al día, pero debe ser nuestro tiempo y no el de otra persona.

En esta sección puede especificar las cookies que un sitio web puede instalar en su navegador. Sin embargo, esto no incluye las cookies técnicas o funcionales que son necesarias para la navegación y el uso de las distintas opciones y servicios ofrecidos.

Las cookies seleccionadas indican que el usuario ha permitido su instalación en el navegador y el tratamiento de los datos en las condiciones especificadas en la Política de Cookies. El cliente puede marcar o desmarcar la casilla de verificación en función de si desea permitir o rechazar la instalación de cookies.

Para obtener más información sobre cada cookie utilizada por el Centro Canvis de Barcelona de Salud Psicológica, consulte nuestra Política de Cookies.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Ser padres: aceptar cambios evitará una crisis de pareja puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad