Reflexiones para 2018: Feliz presente nuevo

Último miércoles del año, última entrada de 2018.

Como es habitual, mi última entrada anual se centra en reflexiones y deseos (aquí reflexiones sobre 2016, aquí reflexiones sobre 2017).

Reflexiona sobre lo que has conseguido en el año que termina y reza por lo que quieres conseguir en el año que empieza.

Comienzo la "reflexión" analizando los cuatro aspectos o dimensiones de mí mismo, como he hecho durante los dos últimos años.

  • En mi familia, la dinámica no ha cambiado. Esto es lo que quiero liderar y por lo que quiero luchar. Puesto que esta es la dimensión más importante para mí, no puede haber otra. Keralt ha mejorado enormemente la organización de nuestra familia. Como sabéis los que tenéis dos "peques" en casa, dos no es doble (no me quiero ni imaginar lo que pasaría si hubiera tres o más renacuajos en casa, jejejejejeje). Con Roger levanté el pie del acelerador, pero con Keralt tuve que aceptar (y no rendirme) que el Lauel de hoy tiene que organizarse de forma muy diferente al Lauel de hace unos años." Si queremos mantener nuestro bienestar, tenemos que priorizar y replantearnos nuestra gestión del tiempo. El año pasado reflexioné sobre la pérdida de ET en un artículo, y Picasa cayó pocos días después de escribirlo (31 de diciembre de 2017, 7:45 horas). Ambos expiraron en mis brazos. Fue un regalo para mí, y espero que lo haya sido para ambos. No escribo mucho sobre rosas, pero los que me conocéis bien ya sabéis que son mis compañeras más fieles y leales. Y qué decir de María... No podría haber pedido un compañero de viaje mejor. Formamos un gran equipo y nos complementamos a la perfección.
  • En lo personal, estoy conociéndome a través de la atención plena, esforzándome por equilibrar la carga lo mejor que puedo, siendo más consciente de mi idiosincrasia y mis limitaciones, así como de mis puntos fuertes y mis oportunidades, y sintiendo la obligación y la necesidad de utilizarlos para estar a la altura de lo que está en mis manos.
  • En cuanto al aspecto deportivo, he descubierto que sin él, las demás dimensiones no funcionan tan bien. Salgo cuatro veces por semana (uno de mis objetivos para 2018) y ni siquiera me importa levantarme a las 5.30 de la mañana para salir a correr. Incluso puedo decir que prefiero salir a esa hora del día. Aun así, me doy cuenta de que necesito marcarme objetivos más ambiciosos para seguir adelante: tiene que haber una carrera en 2019 que me obligue a entrenar más de cuatro días a la semana.
  • En mi profesión, soy inspector de educación desde hace poco más de año y medio, y aunque sé que aún me queda mucho por aprender, puedo asegurar que tengo la confianza y la capacidad necesarias para enfrentarme a innumerables y siempre imprevisibles situaciones problemáticas en mi trabajo diario. He puesto en marcha algunos grandes proyectos que representan un gran paso hacia una sociedad mejor en la que la inclusión, la equidad y la educación de calidad sean las piedras angulares. Este año 2018, estoy muy orgullosa de haber tenido la oportunidad de participar en un curso de postgrado y compartir mis conocimientos con grandes profesionales (curso CEFAM).

En cuanto a mis objetivos para 2018, para ser honesta, no los logré todos. Sin embargo, estoy convencido de que la causa principal de este fracaso no fue necesariamente mi pereza, sino el hecho de que los fijé antes de que naciera Keralt, y aunque intenté tener en cuenta esta circunstancia, no me hice una idea de su efecto real. Veamos algunos ejemplos.

Quizás te interesa:Relación tóxica ¿cómo desengancharse?Relación tóxica ¿cómo desengancharse?
  • Objetivo familiar 1: "A partir de mayo de 2018, María, Roger, Keralt y Bala realizarán al menos una SALIDA al mes". Aunque las salidas en familia son habituales, no es fácil convertir en un hábito las salidas mensuales. La principal razón de este fracaso es la dificultad para coordinar los horarios. María tiene que trabajar varios fines de semana. No podía hacer las salidas previstas entre semana porque los días son demasiado cortos.
  • Objetivo deportivo 2: "Ir de excursión con Bullet al menos dos días para finales del verano de 2018". Este es un ejemplo de objetivo cumplido (ya hice un breve resumen en ESTE POST).

Salir de la reflexión y pasar a los deseos.

¿Qué quiero hacer en 2019?

No repetiré lo que ya he dicho sobre la importancia de esta "misión personal" y la "fijación de objetivos", pero presentaré tres imágenes que me parecen muy importantes.   En este documento presentaré las líneas de actuación para cada una de mis dimensiones. Estas líneas de actuación deben exponerse claramente en la formulación de los objetivos y en cualquier plan de acción. Veamos... Dimensión familiar.

  • Familia, deporte y ocio. Es importante fijarse al menos un objetivo al año, como hacer deporte con la familia o pasar un tiempo de ocio que sea educativo y vinculante. Es importante que estas actividades no sólo se hagan, sino que se conviertan en un hábito en la familia.
  • Inversión financiera. Este año debería haber objetivos relacionados con la inversión y la mejora de nuestra casa, y objetivos relacionados con los viajes que tenemos que concretar con Hoffmann.

Dimensión personal.

  • Autoconocimiento y control emocional Este año queremos fijarnos al menos un objetivo relacionado con esta dimensión. Los estudios de Gestalt, los retiros de mindfulness y una reunión en el monasterio son cosas que me rondan por la cabeza desde hace tiempo, ¡y espero hacer realidad alguna de ellas!

Dimensiones del deporte.

Quizás te interesa:Relajación - Técnicas, Música, Meditación - OBRelajación - Técnicas, Música, Meditación - OB
  • Desafío. En cuanto a la dimensión deportiva, ya la he abordado y creo que tendré que afrontar algunos retos que me obligarán a esforzarme más. Espero tener la suerte de apuntarme al Trail Aneto, pero si no me seleccionan, intentaré encontrar un evento deportivo de características similares.

Aspectos del trabajo.

  • Web Mi sitio web necesita una actualización importante. Un nuevo aspecto, más dinámico, acorde con la estética actual y que incorpore novedades que permitan desarrollar aspectos relacionados con los siguientes principios rectores.
  • Utiliza tus puntos fuertes y aprovecha las oportunidades. Durante los últimos 18 meses me he dedicado a mi trabajo como inspector de educación. Ahora creo que estoy en condiciones de abordar nuevos proyectos en los que pueda utilizar mis conocimientos.  Al menos un gol debería salir de esto también.
  • Inspector, he dicho que me siento seguro, pero aún me queda mucho camino por recorrer, por lo que mejorar e interiorizar este papel será uno de mis objetivos de trabajo.

Y hasta aquí por hoy, el último post de 2018. Escribir este blog ha sido un gran ejercicio de autoconocimiento y reordenación de ideas para mí, y lo más importante, ha sido egoísta. ¡Todo lo mejor para 2019, señor Rayur!

Faltan pocas horas para 2018. El año 2017 es solo un recuerdo con algunas cicatrices, tanto agradables como no tan agradables. Lo más importante es que la vida nos ofrece nuevas oportunidades los 365 días del año.

Al final del año, en esta época del año, contradecimos el hecho de desanimarnos por lo que no hemos logrado, por lo que hemos dejado a medias, por lo que no hemos conseguido. Y anhelamos un mañana que aún no ha llegado, un mañana del que no sabemos nada.

Este año 2017 ha sido muy intenso para mí, mi equipo de trabajo y mi familia. Y sería una desagradecida si no me alegrara de los retos inesperados y los asuntos pendientes que me ha traído.

Así que estoy decidida a que 2018 sea mejor y a hacer todo lo posible para conseguirlo. Pero también quiero hacerlo porque mi misión en la vida es hacer mucho por los demás.

Para cumplir este deseo, he formulado 12 reflexiones que me gustaría compartir con ustedes. No son un guión, no son una declaración de intenciones, no son una fórmula mágica ni un mapa que te conducirá al éxito y la felicidad. Son pensamientos que pueden resonar con los suyos.

(1) Amor: El amor por tu trabajo, por tus semejantes y por aquellos a quienes sirves es la fuerza más poderosa. Úsalo, fortalécelo, disfrútalo.

2) Escucha: sigue lo que te dice tu corazón y lo que es sabio. Pero no olvides que hay otros que pueden aportarte más. Escuchar es hacerse sabio.

(3) Confianza: Cree en ti mismo. Porque tú eres tu mejor obra y tu mayor proyecto. Sigue tu instinto y confía en tus propias capacidades.

(4) Aprendizaje: Desarrolla tu intelecto de todas las formas posibles y desarrolla los talentos y habilidades con los que naciste. Tesoro.

(5) Crear: Deja volar tu imaginación y, al mismo tiempo, pon en práctica lo que se te ocurra. Crea un presente que respalde el futuro que deseas.

(6) Comete errores: Sí, comete errores. No te niegues la oportunidad de conocer tu propia fuerza, la oportunidad de exigirte a ti mismo para desarrollar todo tu potencial, incluso con un poco de dolor. Cae, pero vuelve a levantarte.

(7) Avanza: Sí, el primer paso es importante, pero si no haces más, más, más, acabarás dejándolo. Sigue adelante y pronto serás recompensado.

(8) Asume riesgos: Reducir el miedo. Eres un mal consejero y, en el peor de los casos, un perdedor nato. Eres un ganador y tienes la capacidad de crear lo que quieras, así que arriésgate.

(9) Ignora: los halagos y lo que dice la gente que no cree en ti. No importa lo que piensen los demás, eso no ayudará a que tus sueños cristalicen. Ignora y confía.

(10) Juega: Sí, disfrútalo. La vida puede ser un carnaval si tú quieres. Dedica tiempo a hacer lo que te apasiona y no dejes que eso te prive de alimentarte mentalmente. ¡A jugar!

(11) Compartir: Tus conocimientos, tu experiencia y tu ministerio sólo son valiosos cuando los compartes con los demás. Volverán a ti fortalecidos y enriquecidos.

(12) Vive: Cada día que te levantas es un regalo que no tiene precio. No lo desperdicies. Vive el deseo de tu primer día con el poder de tu último día. Vive sin límites.

Feliz año y mis mejores deseos para 2018.

Alvaro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Reflexiones para 2018: Feliz presente nuevo puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad