Qué es el desapego y cómo se practica para ser más feliz

Qué es el desapego y cómo se practica para ser más feliz

¿Qué es vinculante?

Qué es el desapego y cómo se practica para ser más feliz

En Indonesia ponen naranjas en una caja para perseguir a los monos. El mono mete la mano y agarra la fruta, y cuando intenta volver a sacar la mano, no funciona porque no suelta la naranja. Así que se queda atascado y el cazador lo atrapa.

Podemos preguntarnos cuál es nuestra naranja, de qué no podemos desprendernos, a qué estamos apegados.

Tendemos a aferrarnos a personas, relaciones, sustancias, hábitos o a imágenes que hemos creado de nosotros mismos y a nuestros deseos de ser así. Así, nos aferramos a sentimientos nocivos como el resentimiento, la preocupación, las heridas del pasado, las imágenes idealizadas y las cosas que no se corresponden con la realidad.

¿Qué es el desapego?

Qué es el desapego y cómo se practica para ser más feliz

Matthieu Ricard explica que si miramos el objeto de nuestro apego con una nueva sencillez, podemos comprender que no es el objeto lo que nos atormenta, sino la forma en que estamos apegados a él.

Renuncia significa que dejamos de aferrarnos a aquello que nos atormenta. Renuncia significa soltar el apego, usar las manos libremente y disfrutar de lo que está aquí y ahora.

Quizás te interesa:Qué es el Ikigai, descubre sus 18 puntos fundamentalesQué es el Ikigai, descubre sus 18 puntos fundamentales

La renuncia no consiste en reducir el afecto, sino en liberarse de las ataduras que crean miedo a la pérdida y al sufrimiento.  Como dijo el monje zen Sawan Sosho, una persona que no tiene pena no es de piedra. No es una persona sin emociones ni sentimientos.

El desapego no es sinónimo de pérdida, sino de ganancia. Nos permite vivir más plenamente el momento presente y darnos cuenta de que es lo único que tenemos. Vivir sin apego significa hacer las cosas sin preocuparse por el éxito o el fracaso. Perder el apego no significa renunciar a la intención de realizar un deseo, sino renunciar al apego al resultado que ha determinado tu mente hasta ahora.

Como decía Claudio Naranjo, el desapego es la capacidad de hacerse nada para convertirse en un ser humano perfecto.

Dejar ir" es fácil de decir, pero dejar ir y desprenderse de cosas y sentimientos no es tan fácil como nos gustaría. Somos seres con memoria y estamos acostumbrados a aferrarnos a cosas que una vez nos hicieron sentir bien.

Por desgracia, estos sentimientos no siempre son positivos, y muchas de las cosas que nos hicieron sentir bien en el pasado nos hacen sentir mal en el presente.

Quizás te interesa:Qué es la fatiga emocional y cómo superarlaQué es la fatiga emocional y cómo superarla

Paradójicamente, nacemos pobres, dependientes de nuestras madres para sobrevivir, y como existen las relaciones humanas, necesitamos a los demás para mantenernos vivos y garantizar nuestra salud física y mental. Esto también crea cierta necesidad de bienes y tecnologías, por ejemplo.

Sin embargo, cuando esta necesidad se convierte en dependencia y miedo, el apego se vuelve negativo. Esto se debe a que, cuando perdemos algo, nos sentimos indefensos e incapaces de afrontar las situaciones de la vida. Por lo tanto, practicar el "no apego" es la clave de la felicidad.

El desapego consiste en ser libre.... Se trata de dejar de ser dependiente, de dejar de necesitar, de dejar de vivir con miedo. Renunciar es desprenderse de todo lo que te impide avanzar, para abrazar lo nuevo.

¿Cómo se practica el desapego?

La práctica del desapego es el primer paso para liberarte de los excesos que te atan. Así podrá apreciar y afrontar las cosas de una forma más sana y equilibrada. Considere estos cinco puntos como un primer paso hacia una vida sin cadenas.

  1. Sé consciente del desapego. El primer paso es siempre aceptar que necesitas y quieres desprenderte de alguien o de algo. La aceptación no debe confundirse con rendirse o conformarse. La autoconciencia y la aceptación significan que reconoces y asumes la responsabilidad de que ya no lo necesitas, de que ya no te hace feliz. Así podrá dar el primer paso hacia el cambio.
  2. Aprende a responsabilizarte de ti mismo. La responsabilidad es un principio básico del desapego. Evita imponer tu felicidad a los demás, porque eres responsable de tu propia existencia y nadie puede hacer por ti lo que tú no haces por ti mismo. La felicidad no depende de una pareja, un trabajo o un vestido nuevo. Construye tu propia felicidad y no te dejes influir por las opiniones y consejos de los demás. Es usted quien debe estar a la altura de las expectativas.
  3. Aprende a dar y no a recibir. Cuando encuentres la felicidad en dar con amor y generosidad, ya no temerás que lo que das no te sea devuelto. Esta actitud crea un flujo positivo de energía que atrae a tu vida todo lo bueno que das.
  4. Vive el presente. Tendemos a traumatizarnos aferrándonos durante años a cosas con las que hemos tenido malas experiencias en el pasado, o nos apegamos a cosas con las que hemos tenido muy buenas experiencias pero que ya no tenemos, y nos sentimos frustrados por ello. Cuando estos apegos se hacen tan fuertes, simplemente nos olvidamos de vivir el presente, que es lo más importante. Vivir con recuerdos puede hacernos perder la perspectiva y no centrarnos en lo realmente importante. Recuerda que el presente es lo único que realmente podemos cambiar y que ahora tenemos la oportunidad de marcar el rumbo hacia un futuro mejor.
  5. Pérdidas. Como dice el refrán, "nada dura para siempre", todo en la vida es temporal y tenemos que lidiar con ello cada día. Vienen cosas buenas y pasan cosas malas. Es mejor no dar por sentadas las cosas buenas y disfrutarlas al máximo cuando llegan. Tampoco hay que dar por sentado lo malo. Porque, como todas las cosas buenas, también ellas desaparecerán tarde o temprano. Sólo cuando sufrimos pérdidas podemos liberarnos del miedo y avanzar hacia una vida llena de sorpresas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué es el desapego y cómo se practica para ser más feliz puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad