Pasos para cambiar tus hábitos

Pasos para cambiar tus hábitos

Como sabes si me lees a menudo, he decidido cambiar mis hábitos. Cada mes elijo un hábito que quiero cambiar y me centro en él. Levantarme temprano, meditar a diario, hacer ejercicio, decir mis tres mejores cosas del día al final de la jornada... Y otros hábitos de mi vida diaria.

Algunos de ellos no funcionaron al principio. Conseguí cambiar los hábitos durante unos días, pero luego no pude mantenerlos a largo plazo. Sin embargo, en el taller "Hábitos correctos" aprendí a cambiar los hábitos de forma correcta y para mejor.

Este es un breve resumen de lo que aprendí en el taller, pero lo que realmente aprendí fue el taller en sí. Aunque se trata de un taller en línea, Chocobuda permite a los participantes desarrollarse mejor a través de potcasts, apuntes, grupos de trabajo, sesiones individuales por Skype y meditaciones. Puede parecer que me pagan por hablar de este taller, pero no es así. Es realmente un taller para personas que quieren cambiar sus hábitos.

  1. Compra un cuaderno pequeño o ten uno en casa. Esto puede convertirse en tu diario de hábitos, donde puedes anotar el desarrollo de tus hábitos cada día. Por ejemplo: "Hoy quería comer tarta, pero me he ceñido a mi hábito. Decidí comer fruta. Como alternativa, si te sientes cómodo con la tecnología, puedes utilizar una aplicación móvil: te recomendamos Lift, que te permite llevar un diario de tus hábitos y de los que has desarrollado a lo largo de los años.

  2. Elige un hábito. Considera si está en consonancia con tus valores y objetivos vitales. Escriba el "por qué" del hábito y anote los beneficios que obtendrá al introducirlo en su vida. Si quieres cambiar un mal hábito, piensa qué hábito sustituiría a ese mal hábito.

    Quizás te interesa:Pensamientos positivos para evitar la depresión postvacacionalPensamientos positivos para evitar la depresión postvacacional
  3. Conviértalo en un hábito. Cuando decidas cambiar un hábito, debes comprometerte al 100% y seguir adelante pase lo que pase. Se acabaron los "lo haré" o "lo intentaré". Comprométete por escrito, en tu libro de hábitos. Cuéntaselo a todos tus amigos y familiares, publícalo en las redes sociales.

  4. Elige un desencadenante para el hábito: ¿qué te recordará que tienes que hacer este nuevo hábito? Por ejemplo, si quieres salir a correr todas las mañanas, ponte la ropa de deporte junto a la cama el día anterior y pon la alarma una hora antes.

  5. Elige una recompensa que realmente te motive. Por ejemplo, si le gusta ir al cine y quiere dejar de fumar, puede ir al cine al final de la semana cuando no haya fumado. Tiene que ser una recompensa que realmente disfrutes.

  6. Empieza despacio y ve paso a paso. Empecé con 5 minutos para meditar y 10-15 minutos para levantarme.

  7. Haz tu propia investigación y anótala. Busque en Internet sitios web y blogs sobre este tema. Lee libros sobre el tema o busca vídeos en Youtube. Un marco teórico sólido le ayudará a responder a cualquier pregunta que surja y le dará la oportunidad de actuar si comete un error o necesita cambiar sus procedimientos. Aprenda de las experiencias de los demás.

    Quizás te interesa:Persigue tus sueños para ser feliz
  8. Aclare su plan. En tu diario de hábitos, escribe exactamente cómo vas a proceder. Por ejemplo, si tienes antojos de dulces todas las noches y quieres cambiar este mal hábito, los pasos podrían ser los siguientes: Cada vez que tengas antojo de dulces, lee tus blogs favoritos mientras bebes una buena taza de té (sin azúcar). Suponiendo, claro, que te guste leer blogs y beber té 😉 Encuentra un método que te funcione.

  9. Sé fuerte. La disciplina es importante en los primeros años. Sé consciente de lo que haces.

  10. Reconocer las excusas. De repente te encuentras poniendo excusas para no hacer un nuevo hábito. Date cuenta de que es una excusa y de que te estás saboteando a ti mismo. Dígase a sí mismo que su hábito merece la pena y cúmplalo.

  11. Muéstrate entusiasmado con tu nuevo hábito. Lucha por tu hábito y encuentra ese impulso. Si pierdes la motivación, busca otro vídeo o blog motivador o cambia de enfoque.

  12. No te vengas abajo cuando fracases. El fracaso es una fuente inagotable de sabiduría y aprendizaje. Ríete de los fracasos y aprovéchalos para mejorar. Empieza inmediatamente: mantén el hábito.

  13. Felicítese y disfrute de su nueva vida cuando su nuevo hábito ya sea una realidad. Sé agradecido y generoso: transmite lo que sabes y ayuda a otros a cambiar.

En el taller de Año Nuevo sobre formación de hábitos, aprendimos a cambiar nuestros hábitos.  Y cambiar de hábitos cambia tu vida. ¿Y qué hábitos quiere cambiar?

Adoptamos hábitos en nuestras vidas que nos hacen sentir cómodos o incómodos. Por lo general, forman parte de un proceso inconsciente, automático y rápido.

Según un estudio, alrededor del 40% de las decisiones que las personas toman en un día no son deliberadas, sino simples rutinas que el cerebro ha estado repitiendo inconscientemente durante meses o años.

Si ha leído el artículo Cómo se forman los hábitos, recordará que los tres elementos clave de la formación de hábitos son las señales, las rutinas y las recompensas.

Los hábitos se desarrollan en respuesta a una necesidad (señal) y son, en última instancia, el resultado de un aprendizaje asociativo

Pasos para cambiar tus hábitos

No hay consenso sobre cuánto tiempo se tarda en crear un hábito, pero algunos estudios concluyen que se necesitan 66 días para que un hábito se desarrolle y dure años. Parece mucho tiempo: ...... Pero lo que quieres, lo quieres ahora, preferiblemente con el mínimo esfuerzo.

El cerebro necesita "automatizar" los nuevos comportamientos porque, cuando dejamos de ser conscientes de ellos, volvemos a nuestra rutina habitual.

En cualquier caso, no sea demasiado ambicioso y recuerde que el número de días es relativo. Depende, entre otras cosas, de factores como la resistencia, la perseverancia, las habilidades, la motivación y las variables psicológicas disponibles.

Recuerda que el tiempo que se tarda en cambiar un hábito no es tan importante y que tenemos la capacidad de elegir, aprender, entrenar y cambiar lo que queramos

El primer paso para ello es tomar conciencia de lo que se quiere cambiar, es decir, elegir un objetivo.

En este punto es importante ser realista, pero ¿qué significa eso? Ajusta el objetivo de modo que lo sientas muy cerca de ti.

No es muy sensato fijarse un objetivo de dos horas de ejercicio al día si llevas años sin moverte del sofá. Es más realista introducir y aumentar el ejercicio gradualmente, por ejemplo caminando de 15 a 30 minutos. Así será más fácil mantener la motivación y la actitud a medio y largo plazo. Esto se debe a que puedes comprender realmente que un nuevo hábito (hacer ejercicio) puede costar más de lo que te gustaría.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pasos para cambiar tus hábitos puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad