La vulnerabilidad no es debilidad

Sin embargo, la vulnerabilidad no es ni buena ni mala. Es simplemente una aptitud innata para lo que está destinado a ser.

Vulnerabilidad frente a debilidad

Tradicionalmente, la vulnerabilidad suele asociarse a la debilidad. La vulnerabilidad no es más que la capacidad de percibir determinadas señales del entorno y de reaccionar emocionalmente ante ellas, es decir, de ser sensible. No es ni bueno ni malo. Es simplemente una aptitud innata para una determinada forma de vida, y lo que uno haga con ella o no es otra historia.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que lo contrario de "sensible" es "insensible", "sin rostro" e "inhumano", y que sería un error considerar la "valentía" como una virtud asociada a la capacidad de volverse más inhumano y cruel y acercarse peligrosamente a la malicia y a los psicópatas.

Si se invierte este razonamiento en tres etapas, resulta evidente que la valentía no debe negarse en absoluto como cualidad humana sensible. Por la misma razón, la debilidad no debe equipararse necesariamente a flaqueza o falta de fuerza.

Vulnerabilidad y susceptibilidad

Por muy extendida que esté la idea de que las emociones nos hacen vulnerables, poco a poco se irá viendo que la amabilidad y la sensibilidad no son símbolos de debilidad, sino de fortaleza.

Quizás te interesa:Las 10 claves para conseguir hacer un 'detox' digitalLas 10 claves para conseguir hacer un 'detox' digital

A lo largo de la historia de la humanidad, las sociedades han culpado a los sentimientos y las emociones de la vulnerabilidad que infligen a las personas cuando salen a la luz.

Esta hipótesis afirma que la sensibilidad hace a las personas vulnerables e incapaces de tomar decisiones a su favor. Afortunadamente, es una burda falacia que ha cambiado en el curso del desarrollo social otorgar a la vulnerabilidad, la sensibilidad o el lado emocional del ser humano un estatus positivo en las relaciones interpersonales.

No reprimir las propias sensibilidades cuando surge el impulso de expresarse como ser humano y no como ameba no debe interpretarse como un signo de vulnerabilidad o debilidad, sino como la capacidad de expresarse abiertamente, de forma espontánea e imprevista. No debe interpretarse como un signo de vulnerabilidad o debilidad, sino como la capacidad de expresarse de forma abierta, espontánea y relajada, de manera que es más probable que conduzca al aprendizaje, la comprensión, la madurez y la seguridad que en alguien que no puede exteriorizar sus sentimientos.

Recuerda que nuestro cerebro suele percibir señales en forma de emociones y tiende a reprimirlas para que "todo vaya sobre ruedas" y nos "sintamos más fuertes". Sin embargo, esta actitud sólo sirve para enterrar conflictos y ocultar sentimientos como la ira, la tristeza y el miedo. En la medida en que se perfecciona la estrategia de ocultación, aparecen síntomas de ansiedad, estrés y somatización, que el paciente no puede explicar porque cree que "ahora todo va bien".

El deseo de que todo vaya bien es tan fuerte que se finge una falsa sensación de bienestar cuando se entierran bajo tierra los sentimientos que causan malestar. Sin embargo, muchas personas se sienten tan abrumadas por los síntomas de ansiedad y confusión que toman la decisión de acudir a un psiquiatra.

Quizás te interesa:Las 10 reglas de oro de Megan Maxwell

La práctica psicoterapéutica ha demostrado que muchas personas se han preguntado en algún momento de su vida si su vulnerabilidad les impide sentirse seguras y fuertes en las relaciones interpersonales. Sin embargo, esto no es necesariamente así, ni debería serlo, a menos que exista una predisposición distinta a la extraversión de los sentimientos.

De niña, pensaba que crecer significaba que nunca sería vulnerable. Pero crecer también significa aceptar tu debilidad. Vivir es debilitarse".

Madeleine L'Engle.

LA VULNERABILIDAD no es una debilidad, aunque hayamos nacido y crecido en una sociedad que así nos lo quiere hacer creer.

En una sesión de grupo en línea con RESPIRA AMOR esta semana, Marina nos contó que para ella ser "auténtico" es sinónimo de aceptar lo que "debería ser" y olvidarse de los "deberías" y las convenciones. Un acto de pura amistad. Conexión. Intensidad.

Y aunque algunos participantes digan que el hecho de que las cosas les toquen más de lo que piensan o les parezcan "normales" es un signo de debilidad y algo negativo, necesitamos valor -fuerza que sale del corazón- para mostrar y compartir lo que realmente sentimos, experimentamos y pensamos Estamos de acuerdo.

Permite encuentros auténticos y puede hacer que las relaciones sean más profundas y satisfactorias. Facilita la conexión y acerca la intimidad, haciendo que el compromiso sea más completo, la comprensión más absoluta y la comunicación más eficaz.

En el mundo académico, la vulnerabilidad se considera un "no arranque". Pero para compartir lo que nos mueve e inspira, tenemos que desmontar la "fortaleza" que hemos aprendido a esconder del miedo.

Es esta "dulzura" la que permite que florezca la autenticidad y crea una conexión poderosa en la que brilla el bien del otro.

Desde esta perspectiva, la vulnerabilidad se considera un tesoro de expresión creativa. Un acto de comunión con uno mismo que implica y facilita el compartir.

Al igual que el retrato que Tamara de Lempicka hizo en 1932 de Marjorie Ferry, muestra la autenticidad de una mujer que fascinaba por ser ella misma, o la propia Tamara, dejando claro quién era y, lo que es más importante, qué representaba.

Me encantaría saber qué significa para ti "vulnerabilidad", cuándo la experimentas y cómo la afrontas. Así que, por favor, deja un comentario o escríbeme.

Si quieres construir una relación especial sin que tu vulnerabilidad se vea desafiada, sin perderte a ti mismo, sin sentirte inseguro o sin agotar tu energía quedándote atrapado en la misma historia, envía un mensaje directo a "QUIERO" y solicita una Sesión de Claridad (valorada en 197€) Te lo ruego.

Ziziana Prado, fundadora de RESPIRA AMOR y creadora del método LOVE BOOST. Únete a la comunidad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La vulnerabilidad no es debilidad puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad