Cura de sueño: qué hacer cuando has dormido poco

Cura de sueño: qué hacer cuando has dormido poco

¿Ha oído hablar de la "terapia del sueño"? Se trata de una alternativa controvertida que se cree adecuada para tratar determinados problemas de salud. Sin embargo, también hay muchos mitos y conceptos erróneos.

El debate sobre los somníferos suele girar principalmente en torno a si realmente funcionan. Las opiniones están divididas y tienen sus propios argumentos.

En esta sección se explica qué es la terapia del sueño, qué se sabe sobre ella y qué otras opciones son más fiables y han demostrado su eficacia.

¿Qué es la terapia del sueño?

Cura de sueño: qué hacer cuando has dormido poco

El término fue acuñado en 1922 por el psiquiatra alemán Jakob Kleesi (1883-1980). Se utilizaba para tratar la esquizofrenia y la drogadicción.

La terapia del sueño es un método para inducir el sueño mediante la administración de fármacos hipnóticos durante varios días. También tenía fines terapéuticos.

Quizás te interesa:Deja de controlar tus emociones y empieza a gestionarlasDeja de controlar tus emociones y empieza a gestionarlas

La idea es mantener al paciente dormido una media de 20 horas al día durante quince días. El objetivo era mejorar la vulnerabilidad biológica de los pacientes deprimidos sincronizando sus ritmos biológicos de sueño y vigilia.

¿Duerme lo suficiente? Responda a las tres preguntas siguientes.

Mitos y verdades sobre los somníferos

Ahora se sabe que muy pocos psiquiatras recurren a este método para ciertos trastornos mentales, ya que la medicina se ha desarrollado tanto que se prefieren otros métodos.

Aunque este método ha demostrado su eficacia en algunos casos, existen riesgos que deben tenerse en cuenta.

Complementos alimenticios para el insomnio: Preparados de lactobacilos para conciliar el sueño

Cura de sueño: qué hacer cuando has dormido poco
Curiosidad: Contar ovejas es una forma de control mental que facilita conciliar el sueño.

Algunos consejos para mejorar nuestro sueño y acabar con el insomnio: higiene del sueño

La Sociedad Española de Neurología estima que entre el 20% y el 48% de la población adulta en España tiene dificultades para iniciar o mantener el sueño, siendo el insomnio el problema más común en este contexto. Sin embargo, se calcula que hasta el 90% de los pacientes con diversas afecciones, como apnea del sueño y síndrome de piernas inquietas, no están diagnosticados.

Quizás te interesa:Del ‘mindfulness’ a la compasión: prácticas contemplativas para ser felizDel ‘mindfulness’ a la compasión: prácticas contemplativas para ser feliz

Según los expertos, la pandemia ha causado secuelas relacionadas con el sueño en muchos pacientes de COVID-19 que afectan a la calidad del sueño, e incluso se ha citado el insomnio persistente como otra consecuencia de la pandemia." Además de los problemas de insomnio y alteración de los patrones de sueño, existen otros debidos a problemas pulmonares, que hacen que la saturación de oxígeno durante el sueño sea más baja de lo normal", explica Antonio Maldonado, neurofisiólogo en ejercicio del Decreto del Hospital San Rafael de Granada.

Según los expertos, el estrés acorta la duración del sueño. En otras palabras, los expertos que están en la vanguardia de la lucha contra el coronavirus están experimentando en primera persona la pérdida de eficacia." No sólo los pacientes, sino también los expertos han observado un deterioro de la calidad del sueño debido al exceso de trabajo, los traumatismos cotidianos e incluso el cambio de lugar para dormir por miedo a contagiar a sus familiares, entre otros factores.

El sueño es un proceso fisiológico esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso, y una buena noche de sueño tiene un efecto muy positivo tanto física como mentalmente. Los efectos físicos incluyen, por ejemplo, una mejor recuperación muscular y una menor susceptibilidad a las enfermedades cerebrovasculares y cardíacas. A nivel cognitivo y emocional, se suele alcanzar la plena capacidad de las funciones cognitivas", explica Maldonado.

Por otra parte, la privación crónica de sueño y la mala calidad del mismo pueden afectar negativamente a estas puntuaciones. En este sentido, son frecuentes trastornos como la ansiedad, la depresión, el aumento de la irritabilidad, la falta de concentración y los cambios bruscos de humor. Además de la fatiga muscular y la somnolencia diurna, también puede aumentar el riesgo de dificultades de aprendizaje, ralentización del tiempo de reacción, deterioro de la memoria, alteración de los procesos de toma de decisiones y aparición o empeoramiento de determinadas enfermedades físicas.

Para comprender la importancia del sueño y los diversos problemas que puede causar, las alteraciones del sueño pueden ser un problema importante en los niños con trastornos progresivos del lenguaje, como ocurre en un tipo de epilepsia denominada afasia epiléptica adquirida. En este caso, los problemas de sueño asociados a la epilepsia hacen que el niño pierda la capacidad de hablar", dice Maldonado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cura de sueño: qué hacer cuando has dormido poco puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad