Controla las emociones: evitar pensamientos negativos

Controla las emociones: evitar pensamientos negativos

Nietzsche ya dijo que pensar es algo que se hace cuando se quiere y no cuando se quiere.

Ni siquiera las emociones aparecen y desaparecen cuando uno quiere. Pero, ¿es posible controlar las emociones? ¿O tenemos que renunciar a dejar que nuestros sentimientos nos controlen?

¿Por qué algunas personas pueden hablar en público sin nervios mientras que otras se derrumban por ello? ¿Por qué algunas personas se enfadan cuando discuten y otras mantienen la calma?

Es normal sentirse triste cuando se reciben malas noticias, pero eso no significa que haya que quedarse en un rincón llorando (esa actitud puede prolongar la tristeza). Cuanto antes te obligues a hacer algo productivo mientras admites que estás triste, antes te sentirás mejor.

  1. ¿Has decidido cómo controlar tus sentimientos?
  2. ¿Qué ocurre si pierdes el control de tus sentimientos?
  3. La verdad sobre las emociones negativas
  4. Lo que no es eficaz para controlar las emociones
  5. ¿Qué es eficaz?

¿Has decidido cómo controlar tus sentimientos?

Controla las emociones: evitar pensamientos negativos

Hay muchas teorías al respecto. Algunos psicólogos creen que los seres humanos controlan completamente sus emociones, mientras que otros creen que no hay forma de controlar las emociones.

Quizás te interesa:Crianza consciente - ¿Qué es y cómo aplicarla? - OBCrianza consciente - ¿Qué es y cómo aplicarla? - OB

Sin embargo, algunos estudios concluyen que la forma de interpretar las emociones cambia la forma de experimentarlas. La forma en que reaccionas ante una emoción determinada determina cómo te afecta esa emoción.

  • Los oradores que sufren cuando piensan en hablar en público lo hacen porque interpretan la tensión como algo negativo, como una señal de su cuerpo que les dice que huyan.
  • Por el contrario, las personas que interpretan la misma tensión como entusiasmo y deseo de dar lo mejor de sí mismas tienen más probabilidades de tener éxito en las reuniones.

La moraleja de la historia es que el cuerpo te da energía para hacer algo, pero cómo utilices esa energía depende de ti. Hay gente que paga por subirse a una montaña rusa y hace cola durante horas, otros ni lo sueñan. Utilizan los mismos nervios, pero interpretan "divertido" y "aterrador" de forma diferente.

¿Qué ocurre cuando las emociones se descontrolan?

No podemos evitar las emociones. Tenemos emociones porque son una función evolutiva, un sentido biológico de la supervivencia. Si nuestros antepasados no hubieran sentido miedo ante una manada de tigres, probablemente la raza humana no habría llegado hasta nuestros días.

La amígdala es la parte del cerebro responsable de desencadenar las emociones como si se tratara de una respuesta automática en forma de huida ante un ataque o amenaza. Esto hace que sea muy difícil controlar la fuente de tus emociones mediante la fuerza de voluntad. Significa que anulas esta reacción para la que estás genéticamente programado.

Por eso es necesario este tipo de empatía. Sin embargo, en algunas personas puede estar mal regulada, y eso puede ocurrir.

Quizás te interesa:Crítica constructiva y destructiva ¿sabes la diferencia?Crítica constructiva y destructiva ¿sabes la diferencia?
  • Se desencadena en situaciones en las que no existe una amenaza real (provoca ansiedad).
  • Incapacidad para volverse inactivo con el tiempo (como en la depresión). Por alguna razón, el cerebro cambia al modo de supervivencia y no puede salir de él.

Cuando se produce la fase de lucha o huida y la amígdala toma el control del comportamiento, suele ser demasiado tarde. Por lo tanto, hay que aprender a actuar pronto. Debes acostumbrarte a reconocer las señales de que estás perdiendo el control de tus emociones.

Es la única manera de detener (o retrasar) este proceso antes de que sea demasiado tarde. Si nos dejamos guiar por nuestros sentimientos, no somos más que bestias acorraladas.

El pensamiento negativo puede ser un hábito peligroso. Los pensamientos se atascan en la mente y permanecen allí hasta que se toman medidas para deshacerse de ellos.

Cuando empiezas a tener pensamientos negativos, es tentador apartarlos de tu mente. Intenta borrarlos y suprimirlos definitivamente. Sin embargo, este enfoque suele ser contraproducente.

Luchar contra los pensamientos negativos refuerza el patrón de pensamiento y empeora las cosas. Cuanto más intentas no pensar en ello, más acabas pensando.

Para librarte de los pensamientos negativos, tienes que adoptar un enfoque diferente. Aquí tienes siete formas de liberar tu mente de los pensamientos negativos.

Cambia tu lenguaje corporal

Controla las emociones: evitar pensamientos negativos

Tómese su tiempo para observar su lenguaje corporal. ¿Tiene tendencia a deprimirse o a fruncir el ceño? Si es así, ¿tiendes a pensar negativamente?

Un lenguaje corporal inadecuado disminuye la autoestima y conduce a una pérdida de confianza en uno mismo. En tal estado emocional, es natural tener malos pensamientos.

Para ganar confianza en ti mismo, abre tu postura y sonríe más. Corrige tu lenguaje corporal y te sentirás mejor contigo mismo. Esto puede ser justo lo que necesitas para alejar los pensamientos negativos.

Hablamos de

A veces los pensamientos negativos surgen porque hay un problema o un sentimiento que quieres compartir. No es bueno guardárselos para uno mismo.

Si tienes algo que decir, debes decirlo. Poner los pensamientos en palabras, darles forma y hacerlos visibles puede ayudar a resolver los problemas y afrontarlos con mayor eficacia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Controla las emociones: evitar pensamientos negativos puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad