Cómo podemos ser verdaderamente felices

Cómo podemos ser verdaderamente felices

¿Ha pensado alguna vez en cómo ser más feliz y vivir mejor? Porque es uno de los grandes anhelos humanos. Va acompañada de una sensación de plenitud y satisfacción y es, sin duda, una de las emociones más importantes que afectan a nuestro estado de ánimo.

Tanto es así que los expertos están preocupados por su ausencia. También se ha estudiado la influencia de los hábitos de vida de los jóvenes, y la cantidad de tiempo que pasan delante de una pantalla parece ser un factor importante. Y muchos de ellos están inmersos en las redes sociales, donde pueden conectarse con todo el mundo. Sin embargo, esto no les está dando la satisfacción que deberían. Por eso resulta tan chocante que un estudio de Harvard, que lleva más de 80 años realizando un seguimiento del desarrollo de distintos hombres desde 1938, haya descubierto que la mayor influencia es la calidad de las relaciones que han construido. Y a partir del análisis de cientos de perfiles diferentes, podemos aprender a ser más felices.

Tras realizar entrevistas cada dos años y recopilar toda la información social y médica posible, descubrimos que la mayor influencia en la felicidad de los sujetos era su satisfacción con las personas que les rodeaban. Esta conexión es lo que realmente importa. Es el medio para crear una sensación de bienestar. Por ello, queremos darle algunos consejos que le ayudarán a conseguirlo.

Cómo vivir una vida más feliz y saludable

Cómo podemos ser verdaderamente felices

Según este informe, la calidad de las amistades, las relaciones de pareja y los lazos familiares es un factor crucial para llevar una vida tranquila y, de paso, sana. Y para ello tienes que cuidar de ti mismo y de la gente que te rodea.

Sé más honesto y comunica más

La honestidad es una de las cualidades más valoradas en cualquier ser humano y una de las más valiosas para mantener relaciones sanas de cualquier tipo. Las mentiras no funcionan de ninguna manera, y siempre quedarán al descubierto. Incluso si se ocultan deliberadamente, el daño causado cuando se descubren puede ser devastador. La confianza se basa en el principio de decir siempre la verdad. Esto también se aplica a la comunicación, una de las habilidades más importantes en cualquier relación emocional. Estamos ahí para compartir lo que sabemos y lo que sentimos, y sólo podemos hacerlo si somos sinceros. Recuerda que éste es el primer paso hacia una vida plena.

Quizás te interesa:Cómo ponerse a meditarCómo ponerse a meditar

El otoño se intensifica y las hojas caen. Y si tenemos en cuenta ...

"Soy como los árboles en otoño que se despojan de sus hojas viejas y hacen hojas nuevas".

Incluso cuando la rutina regresa y se vuelve extraña e incierta, seguimos teniendo la oportunidad de abrir nuevos caminos.

Nuevas formas de afrontar la incertidumbre, nuevas herramientas que nos ayuden a lidiar con nuestra nueva realidad. Depende de cada uno de nosotros decidir cómo queremos vivirlo.

Cada situación tiene algo que enseñarnos. Para entenderlo, es importante tener una mentalidad abierta. Para ello debemos aprender a hacer una pausa, vivir el momento, no juzgar y vivir con la mente del principiante.

Quizás te interesa:Cómo saborear cada momento con tranquilidadCómo saborear cada momento con tranquilidad

El otoño, como todos los cambios, te renueva, te da nuevas energías y te permite buscar nuevos horizontes. Todo cambio genera incertidumbre y nuevos retos.

Los tiempos que vivimos son uno de los mayores retos de todos. Debemos afrontarlo con valor y fuerza.

Es difícil y diferente, y con los años hemos desarrollado hábitos y pautas difíciles de cambiar.

Ahora es el momento de hacer una pausa y considerar qué podemos cambiar y qué queremos conservar.

  • Quiero vivir arrolladoramente.
  • Quiero vivir con miedo.
  • Quiero vivir con dolor en el futuro
  • Quiero vivir con nostalgia por lo que tuve.
  • Quiero ser una persona negativa.
  • Quiero quejarme y criticar en el futuro.

O quiero disfrutar de un poco de felicidad con lo que tengo, con lo que puedo hacer y con la gente a la que quiero. No extraordinario, sino cotidiano. De lo que podemos hacer por nosotros mismos, y no de las cosas externas, materiales. Y empieza a vivir desde lo positivo.

Verás que muchos de nosotros estábamos realmente equivocados.

Matthieu Ricard, el hombre más feliz del mundo y monje budista, comenta nuestra sociedad.

No podemos encontrar la felicidad en nosotros mismos, sino que la buscamos desesperadamente en la alteridad de las cosas, las experiencias, las ideas y los comportamientos. En otras palabras: Buscando la felicidad donde no existe, nos alejamos de la felicidad".

Las investigaciones de Martin Seligman, fundador de la psicología positiva, confirman que los momentos compartidos con los seres queridos hacen más felices a las personas.

¿Y qué significa ser feliz?

Nos han inculcado nociones de felicidad que son engañosas y superficiales.

¿Es un placer, un sentimiento, un estado de ánimo o un ser?

¿Es temporal? ¿O puntual?

¿Es un deseo o una realidad?

¿Está dentro de nosotros mismos o depende de los demás?

¿Existe una sola felicidad o hay tantas como personas?

¿Es el concepto de felicidad el mismo en las distintas culturas e historias?

Muchas preguntas y respuestas difíciles.

Piense en las respuestas antes de seguir leyendo.

Matthieu Ricard entiende la felicidad de la siguiente manera.

"La felicidad es un profundo sentimiento de bienestar que proviene de una mente extremadamente sana. No es sólo una sensación o un estado de ánimo agradable o pasajero, sino un estado óptimo. La felicidad es también una forma de interpretar el mundo. Es difícil cambiar el mundo, pero siempre es posible cambiar nuestra forma de verlo.

Es importante decir adiós a la sociedad de consumo y a la falsa imagen de felicidad que transmite la publicidad.

La felicidad está dentro de nosotros, no fuera.

Una hilera de coches y casas no nos hace felices.

La felicidad es un estado en el que nos sentimos bien, libres y en paz para tomar las mejores decisiones.

Para algunos es "armonía", para otros "felicidad", para otros "equilibrio" y .......

¿Y cómo podemos ser felices a pesar de la vida?

Está científicamente demostrado que hay que hacer un esfuerzo consciente para ser feliz y, por supuesto, la mayoría de las investigaciones sobre la felicidad tienen un alto componente práctico.

Según Ricard, la "benevolencia", la "atención plena", el "equilibrio emocional" y la "resiliencia" son habilidades entrenables para construir la felicidad. Así que podemos decir que la felicidad es entrenable".

En este punto es importante recordar que la felicidad adopta una forma diferente para cada persona. Cada cual tiene su propia idea de la felicidad, y el secreto reside en lograr el desarrollo personal necesario para sentirse contento y en paz con uno mismo.

Hay varias claves para alcanzar este estado de felicidad.

1. disfruta y aprecia las pequeñas cosas cotidianas.

Aprende a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida cotidiana. Un desayuno agradable, una ducha relajante, una llamada telefónica de un ser querido, un encuentro crucial, la sonrisa de un niño, la atención de un compañero, la música que nos recuerda buenos momentos, un paseo por la naturaleza, el canto de los pájaros, una siesta corta, una lectura estimulante, noticias agradables, risas, noticias interesantes.... Hay muchos momentos que damos por sentados y de los que no somos conscientes.

Si eres consciente de cada momento, la balanza seguramente se inclinará en una dirección positiva.

2. Sé amable contigo mismo y con los demás.

Desarrolla una relación positiva contigo mismo y sé amable contigo y con los demás sin criticar. Sé amigo de ti mismo sin exigirte ni criticarte negativamente.

3. Tómate tiempo para la introspección, el silencio y la quietud.

Tómate tiempo para estar solo, para reflexionar, meditar y sentir, para aquietar tu mente y dejar de estar en piloto automático.

Calma tu mente y tu cuerpo respirando conscientemente; tómate tiempo para KIT KAT respirar.

Buscar la quietud calma la mente. Un paseo por la naturaleza calma la mente y recarga la energía.

En resumen, la práctica diaria de la atención plena puede conducir a una vida más plena.

Para más información, inscríbase en un taller: https://www.atlantida.net/club/mindfulness-o-conciencia-plena/?lang=es

4. Cuida tu cuerpo interna y externamente.

Dormir, descansar, comer conscientemente, hacer ejercicio, disfrutar de los placeres y aficiones. Conecta con la naturaleza. Tómate los descansos necesarios y conecta con tu cuerpo y tu alma. Aprende a escucharte y a reconocer tus verdaderas necesidades.

5. compartir y cuidar a los seres queridos.

Compartir buenos momentos, alegrías y penas con los seres queridos es una de las fuentes de la felicidad. Cuidado de niños pequeños y ancianos.

Ayudar a los demás enriquece el corazón y crea una sensación de felicidad y alegría. Esto reduce el estrés, aumenta la autoestima y mejora la inmunidad, según un estudio publicado en Heatlh Psychology and the American Journal of Public Health.

6. disculparse y perdonar y ser considerado con el sufrimiento propio y el de los demás.

La amabilidad, la empatía, la compasión y el preocuparse por los demás y vivir en su mejor interés son algunos de los comportamientos que permiten disfrutar de un momento agradable y satisfactorio. Dar produce más satisfacción que recibir.

Aprender a perdonar y a ser perdonado es un acto liberador que elimina mucho sufrimiento para uno mismo y para los demás.

7. En busca de un objetivo en la vida e ikigai.

Perseguir únicamente la felicidad personal puede ser contraproducente, ya que puede conducir a la decepción. Así que puede parecer inalcanzable.

Sin embargo, perseguir otros objetivos que merezcan la pena puede conducir a la felicidad. Teniendo esto en cuenta, es importante centrar nuestro "disfrute de la vida" en determinadas partes de nuestra vida y en actividades que merezcan la pena y que nos den un propósito en la vida, aunque no tenga que ser uno excesivo.

A diferencia de lo que llamamos "sentido de la vida", el sentido de la vida no significa proyectos grandiosos que eclipsen lo mundano o lo extraordinario. Estos proyectos pueden basarse en lo mundano y lo humilde.

El sentido de la vida no está en el objetivo final, sino en el proceso y en el camino.

8. Aprender a ser resiliente

Superar la adversidad y utilizar la situación como estímulo para crecer es una de las herramientas que utilizamos para hacer frente a las nuevas situaciones que vivimos y que probablemente duren un tiempo. Sólo tienes que aprender a adaptarte a las nuevas reglas del juego.

Según Ricard, la felicidad nunca es sólo una cosa, sino algo que puede alcanzarse cambiando la forma de pensar, la actitud ante la vida y las circunstancias.  De este modo, la estructura del cerebro cambia, reprimiendo las emociones negativas, atrayendo sentimientos de felicidad y viviendo una vida plena.

Lo realmente positivo es la educación de la que podemos aprender. ¡¡¡¡!!!!

Empecemos ahora mismo: ¡¡¡¡!!!!

Patricia Valles, psicóloga y profesora de mindfulness MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo podemos ser verdaderamente felices puedes visitar la categoría Salud mental.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad