Walter Riso: Ni contigo ni sin ti

Decenas de miles de personas en todo el mundo son víctimas de la inseguridad emocional de sus parejas, que no sólo les causa un enorme dolor, sino que además les exige "paciencia". ¿Qué paciencia? Con una reflexión sobre cómo vivir hoy una vida mejor, "ni contigo ni sin ti".

Suscríbase al canal de Walter Riso en Youtube para recibir material exclusivo

"Me he dejado llevar por tu ambigüedad y me he entregado a la incierta ilusión de que las cosas cambien, aunque sé que tú nunca cambiarás. Días de vino y rosas - La Habitación Roja.

Juntos o no juntos" son parejas que no pueden permanecer juntas y, al mismo tiempo, no pueden poner fin por completo a su relación. Estas parejas tienen en común que terminan y reanudan la relación varias veces, que uno de los miembros desea un compromiso firme mientras que el otro está indeciso, y que predominan los sentimientos de inseguridad, desequilibrio, ansiedad y frustración.

Cuando nos encontramos en una relación así, intentamos encontrar una explicación o una causa para entenderla. Según Walter Rizzo, hay cuatro razones por las que las personas mantienen una relación.

1. compromiso sexual: Si lo que existe en la pareja es sexual, hay atracción-rechazo. Cuando se satisface el deseo sexual, otros aspectos como la intimidad y el apego se quedan en el camino, y la persona ambivalente huye de expresar estos elementos.

Quizás te interesa:¿Cómo afecta el sol y el calor a tus relaciones sexuales?¿Cómo afecta el sol y el calor a tus relaciones sexuales?

2. Intolerancia a la soledad: este fenómeno se produce cuando una persona es incapaz de hacer frente a su propia soledad y necesita a los demás para llenar el vacío, de modo que cuando tiene una pareja cerca, echa de menos la soledad y la independencia de las que antes disfrutaba y, en consecuencia, se distancia de la pareja. Una vez distanciada, la persona se siente sola y entra en un círculo vicioso de búsqueda de otra pareja para llenar el vacío.

3. ansiedad de compromiso: por lo general, las personas ambivalentes no dicen a la otra persona que no quieren comprometerse, por lo que la relación parece equilibrada, pero cuando se desarrolla y se vuelve más íntima y profunda a nivel personal, la rechazan y mantienen las distancias.

4. culpa: la persona es incapaz de terminar la relación por lo que cuando están separados son encantadores y cariñosos con la otra persona pero cuando están cerca no quieren ocupar su lugar y se enfadan y muestran su ira.

¿Y si estás enamorado de los dos?

Sumergirse en la ambivalencia conduce al agotamiento emocional y a la angustia, especialmente para quienes desean una relación equilibrada y comprometida. El autor sugiere una serie de estrategias que se pueden utilizar para afrontar las relaciones en las que predomina la ambigüedad emocional.

Quizás te interesa:¿Falta de libido? 8 formas fáciles para recuperar el dese...¿Falta de libido? 8 formas fáciles para recuperar el dese...

-Rechazar el desamor: Es normal que en algún momento de nuestra relación tengamos dudas sobre si nos quieren o no, pero no es justo ni sano para la relación que esto se convierta en una constante. Si tu pareja te menosprecia y te demuestra con frecuencia que no te quiere, aléjate. Sé que es difícil, pero estar con alguien que no se siente querido puede hacer mucho daño, y tú no te mereces eso.

-Independencia emocional: Si decides detener este ciclo de amor y romance, tendrás un mayor control de tus sentimientos y dejarás de sentirte manipulado. Los sentimientos que sientes son tuyos y no están dictados por el estado de ánimo de tu pareja.

-No busques explicaciones: Esta estrategia es la más utilizada y tiene como objetivo buscar las causas y explicarlas para conseguir que tu pareja cambie y se comprometa en la relación. Si lo pones en práctica, verás que no obtienes los resultados esperados. Estas directrices están relacionadas con las siguientes.

-Tú eres la pareja, no el terapeuta: las personas que tienen dificultades en las relaciones bilaterales intentan ayudar a quienes no quieren comprometerse. En realidad, es su pareja quien tiene las dudas y los conflictos sin resolver. Has dejado claro que quieres a esa persona, así que deja que sea tu pareja quien resuelva las dudas.

-Objetividad: Cuando estamos enamorados, damos más crédito a nuestras palabras que a nuestros actos. Piensa en ello. Si la persona prometió cambiar, hacerlo todo mejor o querernos más, ¿lo hizo? Si la respuesta es negativa, o si ha cambiado durante un breve periodo de tiempo pero luego ha vuelto a distanciarse, ¿por qué intentaría cambiar ahora?

Poner fin a una relación entre dos personas no sólo es doloroso, sino también muy difícil. Esto se debe a que el amor "contigo o sin ti" crea un "vínculo emocional" del que es difícil deshacerse. Sin embargo, si quieres una relación comprometida en la que te sientas querido y cuidado y no tengas que sufrir por amor, deberías sugerir un cambio. Si crees que no puedes hacerlo por ti mismo, deberías consultar a un profesional y pedirle que te guíe en este proceso para que puedas desarrollar una idea sana y equilibrada del amor y el afecto y disfrutar del amor.

TEQUIEROATI estará de vacaciones: !!!! Felices fiestas a todos y nos vemos de nuevo el 11 de enero para un tema sobre el amor, el amor y las relaciones.

¡¡¡¡Feliz Navidad, próspero 2013 y próspero año nuevo !!!! Besos, besos, besos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Walter Riso: Ni contigo ni sin ti puedes visitar la categoría Relaciones de pareja.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad