Vigorexia y lesiones: todos los peligros del deporte excesivo

La vigorexia es un trastorno psiquiátrico. Su característica más importante es el deseo obsesivo de ganar masa muscular. Los pacientes se obsesionan con su estado físico, lo que afecta tanto a su conducta alimentaria como a su estilo de vida.

Estas personas suelen creer que son débiles y que no tienen mucha musculatura. Por ello, mejorar su aspecto se convierte en una obsesión. Esto les lleva a pasar largas horas en el gimnasio y a prestar excesiva atención a su dieta.

Puntos importantes

Vigorexia y lesiones: todos los peligros del deporte excesivo
  • La vigorexia es el resultado de complejos de inferioridad causados principalmente por la idealización social y cultural del cuerpo.
  • Las personas con esta afección patológica suelen dedicar gran parte de su vida a hacer ejercicio. Como consecuencia, pueden descuidarse las relaciones sociales y familiares.
  • Este trastorno puede tratarse con medicación y psicoterapia. Sin embargo, hasta la fecha no existen métodos de prevención completamente eficaces.

Lo que hay que saber sobre la bigorexia

Esta afección es mucho más compleja de lo que parece. La vigorexia está clasificada como trastorno mental (10). En la siguiente sección se describe detalladamente en qué consiste y cómo se completa. También cómo afecta la vigorexia a la vida del paciente.

La vigorexia es la obsesión por hacer ejercicio por encima de un nivel saludable

La actividad deportiva compulsiva provoca un aumento de la vitalidad en las personas que no pueden controlar su compromiso deportivo.

En las últimas décadas, los gimnasios, los maratones, el ciclismo y el pádel se han hecho cada vez más populares. Sin embargo, con tanta actividad física, hay que tener cuidado.

Quizás te interesa:Y esto, ¿para qué sirve?

Debes ser consciente de tus límites, porque correr una maratón a una edad avanzada o tomar esteroides anabolizantes en el gimnasio sólo perjudicará tu salud.

Riesgos debidos a los malos hábitos deportivos

La vigorexia es un trastorno asociado a la dependencia y el ejercicio compulsivo.

Esto conduce a una mayor vulnerabilidad a las lesiones, a una imagen corporal distorsionada y a una baja autoestima.

Por otro lado, también juega un papel fundamental la dieta, que se ve alterada por el consumo de preparados grasos, azucarados y alimentos procesados.

Una dieta sana es crucial para la longevidad y el bienestar. Sin embargo, cuando se vuelve extrema, puede convertirse en un trastorno obsesivo-compulsivo llamado ortorexia.

Quizás te interesa:Yoga facial antiagingYoga facial antiaging

Debido a las deficiencias nutricionales, puede haber falta de energía, pérdida rápida de peso y riesgo de ciertas lesiones. Esto se debe a una marcada obsesión por no consumir alimentos considerados poco saludables, como los ricos en grasas o azúcares, o que simplemente contienen conservantes o colorantes.

Uno de los mayores problemas a la hora de tratar la ortorexia es que los propios afectados rara vez la reconocen. Por tanto, la información puede ayudarles a reconocer que alguien de su entorno necesita ayuda.

¿Qué es la ortorexia?

Según la especialista Rosa Calvo, jefa de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario La Paz de Madrid, se trata de "una obsesión enfermiza por lo que se considera comida sana, en la que se eliminan como 'impurezas' todo tipo de productos químicos y elementos procesados". Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ortorexia afecta hasta al 28% de la población de los países occidentales".

A primera vista, esto puede no parecer un problema práctico. Al fin y al cabo, una dieta sana es un requisito esencial para una vida larga y saludable. Sin embargo, se convierte en un verdadero peligro cuando se vuelve extrema y se convierte en una obsesión. Porque no sólo el individuo, sino también los niños y los miembros de la familia confiados a su cuidado suelen tener los mismos hábitos alimentarios.

Así que si alguien de nuestro entorno está sufriendo, por favor, anímele a consultar a un experto.

¿Cómo reconozco a alguien con ortorexia?

La tarea de identificar a las personas con este trastorno es compleja y nunca debe autoevaluarse ni hacerse un diagnóstico cerrado. Las consultas de café no son un aliado de la salud mental. Si sospechas que puede tratarse de un trastorno alimentario, te aconsejamos que acudas a un profesional. En este caso, un psicólogo y un nutricionista.

Sin embargo, hay signos que pueden alertarle de que está tratando con alguien que padece ortorexia.

  • Pérdida de peso rápida y repentina o pérdida de peso constante durante un largo periodo de tiempo.
  • Falta de energía y fatiga.
  • Aumento de las lesiones debido a la falta de masa muscular y de equilibrio.
  • Exceso de deporte.
  • Control extremo de la ingesta.
  • Dietas compulsivas. Pueden durar varias horas y producirse a diario.
  • Sentirse culpable por comer alimentos considerados poco saludables.
  • Ansiedad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Vigorexia y lesiones: todos los peligros del deporte excesivo puedes visitar la categoría Ponerse en forma.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad