Práctica de Yoga para trabajar las posturas de torsión

Práctica de Yoga para trabajar las posturas de torsión

¿Sabes cuál es el movimiento más importante en la torsión?
Hay varios conceptos que conviene aclarar a la hora de realizar giros. Cuando se realiza una asana de torsión, se puede pensar que sólo es necesario retorcerse, pero hay que tener en cuenta tanto el movimiento de la torsión como la torsión en sí.
Aquí hablamos de todo eso

Práctica de Yoga para trabajar las posturas de torsión

Hay muchos giros con diferentes significados, y no se pueden considerar todos como una sola cosa. Algunos giros comienzan con un movimiento de cadera más fuerte. Algunos requieren una rotación de la pelvis. Otras afectan únicamente a la columna lumbar. Las torsiones y posturas restaurativas también deben tener en cuenta todos los aspectos de dichas torsiones, aunque no sean torsiones en sí, sino en gran medida partes de torsiones.

Os dejamos con un vídeo explicativo de cómo hacer un twist y cuál es la diferencia entre un twist y un giro. A continuación, un ejemplo de secuencia de ejercicios de torsión y los beneficios de esta serie de asanas.

Ya sabes que no me gusta hablar demasiado de anatomía en artículos como éste, pero tener en cuenta los aspectos básicos puede ayudarnos a entender lo que ocurre en la columna vertebral cuando nos torcemos. Si practicas yoga en casa, estas consideraciones te ayudarán a sacar el máximo partido a esta maravillosa postura.
Esto tiene claras implicaciones mecánicas, ya que el movimiento de las vértebras en flexión, extensión e inclinación tuerce el disco, lo que puede provocar una hernia discal. Por supuesto, la torsión es muy eficaz en casi todos los casos de estas patologías.

Al girar, la columna lumbar, la espalda y el cuello están activos. Hay unos 5º de rotación en la columna lumbar, 35º en la columna vertebral y 50º en la columna cervical. La columna lumbar es la más difícil de rotar, por eso siempre decimos en las clases de yoga que se preste más atención a la columna lumbar que a cualquier otra parte del cuerpo.
Como la torsión y el giro de un lóbulo pueden reducir la separación entre los discos, es mejor crear espacio antes de girar para que la separación no sea demasiado estrecha. Una de las cosas más interesantes que ocurren al girar es que todas las bandas se alejan de sus puntos de origen y fijación, es decir, el espacio entre ellas se ensancha y se estiran en perfecta armonía. También es maravilloso que los discos apenas se muevan, es decir, que permanezcan en su sitio sin desplazarse. Por tanto, incluso teniendo en cuenta la reducción del espacio discal, la torsión es muy beneficiosa para la zona lumbar.

Otra razón es que lo mismo ocurre en el tejido muscular, con un mayor estiramiento y contracción del músculo, lo que aumenta el suministro de sangre y oxígeno al tejido. Asimismo, a nivel de los órganos internos, todos los órganos se benefician de lo que algunos llaman un masaje ligero, en el que la orientación da más importancia a unos órganos que a otros. Pero eso es suficiente para otra entrada, sólo para hablar de lo que significan a nivel visceral, que tiene un gran impacto en el dolor de espalda común.

Quizás te interesa:Práctica de Yoga suave para empezar el día - OBPráctica de Yoga suave para empezar el día - OB
Haz clic aquí para ver la secuencia de asanas Torsión.

Cuando haces yoga en casa sin la guía directa de un profesor, necesitas saber dónde girar. Y la cuestión más importante con el giro no es dónde girar, sino cómo empezar el giro.
Como ya se ha mencionado, la forma de realizar la torsión es de gran importancia, ya que el espacio entre las vértebras se estrecha a medida que se realiza la torsión: Cree espacio entre las vértebras extendiendo la COLUMNA HACIA ARRIBA. ¿Siempre? ¿En todos los turnos? SÍ.
Uno de los aspectos más importantes de mi "clase de yoga" es crear "espacio intervertebral". Desde la primera clase hacemos torsiones potentes, intensas pero muy controladas, y cuando la columna vertebral y los órganos están retorcidos y listos para recibir todos los beneficios, podemos empezar la secuencia.
Así que no basta con rotar a ciegas, sino que hay que observar el comportamiento de todo el organismo a un nivel más profundo.

Otra secuencia de asanas con giros.

Ahora mucha gente piensa: "¿Qué demonios es eso?" o "¡Espera, deja que te explique!". Probablemente te refieras a eso.
Es obvio para todos que girar es coger y girar, y otra vez esta persona dice que hay que hacer sitio, pero entonces lo hago y ya está, ¿NOOOO?
A nivel práctico, el movimiento de giro y el giro en sí se descomponen.

Para realizar estas asanas correctamente, debes empezar con estos movimientos antes de la rotación

  1. El primer paso consiste en crear espacio intervertebral desplazando toda la columna vertebral hacia arriba, desde la columna lumbar hasta la base del cráneo. Pero hay que tener cuidado, el cuello, el cuello tiende a bajar y subir la barbilla, pero no es así, hay que estirar ambos lados del cuello por igual, no delante y detrás, sino los lados. Las caderas no sólo deben sobresalir, sino también mostrar la afectación de la columna lumbar. La elevación de la columna vertebral debe ser equilibrada, ¿de acuerdo?
  2. Posición de los omóplatos: Como se describe en esta columna para Tadasana, los hombros deben girarse hacia atrás, los omóplatos deben bajarse y llevarse ligeramente hacia el pecho y el esternón debe elevarse con ayuda de estos movimientos anteriores. Al girar el codo, debe flexionarse de forma natural para que el músculo trapecio no se eleve hacia el cuello.
  3. Así que cuando gires en la apertura del pecho, debes buscar Tadasana o mantenerla tanto como sea posible.
  4. De este modo, no hay que forzar el cerebro. Sin embargo, la estructura debe ser fácil de girar y ofrecer mucho espacio para las articulaciones. Por este motivo, el curso comienza con rotaciones sencillas y asanas pasivas de este tipo. Una vez que el espacio articular está bien preparado y se ha eliminado la tensión, puede comenzar la rotación.
  5. La rotación debe comenzar en las caderas, donde antes dijo que sólo puede rotar 5°. Se trata de un error muy común, ya que no existe ningún problema con la rotación del cuello.
  6. Observe si la pelvis distribuye bien el peso hacia la izquierda o hacia la derecha, si la pelvis se inclina hacia un lado o hacia el otro, o si se inclina hacia delante o hacia atrás. Buscar la inclinación y la oblicuidad puede ser interesante como tratamiento, pero no es lo que nos ocupa hoy.

Así que ya ves que el yoga no trata sólo de torsiones, sino de toda la estructura y el mecanismo del cuerpo. No se trata sólo de girar y ya está, sino de mover los mecanismos sutiles que nos permiten movernos con mayor precisión y destreza. Creamos espacio, alineamos los omóplatos, bloqueamos la pelvis dependiendo de la postura o no, y luego iniciamos la rotación. Se trata de un movimiento de torsión o de ambos.
Todos estos elementos funcionan armoniosamente y bien juntos para crear una rotación con el espacio articular adecuado, el espacio orgánico adecuado y la libertad rotacional adecuada, que luego puede utilizarse para una rotación suave con potencia, sutileza y acción. En lugar de considerar los puntos anteriores como movimientos robóticos, el movimiento se diseña, por el contrario, para que sea fluido.

De este modo, cuando realices una asana como Parigarsana, realizarás el giro en un estado de integración con tus conocimientos previos y podrás realizar el giro con mayor eficacia y precisión.

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes entre la población. Este artículo habla de los beneficios del yoga para prevenir el dolor de columna y aliviar sus síntomas, y presenta una serie de ejercicios y posturas que pueden realizarse con este fin.

Quizás te interesa:Practica la danza para sentirte librePractica la danza para sentirte libre

Los beneficios del yoga para la zona lumbar

Práctica de Yoga para trabajar las posturas de torsión

Nos pasamos el día forzando el cuello y la espalda. Mirar el móvil, estar constantemente sentado en el trabajo o dormir mal suelen causar dolor y problemas en la columna vertebral. Para remediarlos, el yoga es una práctica muy recomendable para evitar el dolor y las consecuencias de la tensión en el cuello y la zona lumbar.

Los beneficios del yoga son muy diversos y están científicamente demostrados. El yoga reduce la ansiedad y el estrés. Por ejemplo, se ha demostrado que el estrés aumenta el riesgo de padecer dolor de espalda, sobre todo al aumentar el riesgo de dolor de espalda y la aparición de contracturas musculares, y que este dolor es más duradero.

Otro beneficio del yoga es que mejora la calidad del sueño. Relaja el cuerpo y la mente por la noche, por lo que se considera uno de los remedios contra el insomnio.

La práctica del yoga mejora el rendimiento laboral. La atención a la respiración y la meditación incluidas en la práctica del yoga pueden conducir a un estado mental más tranquilo, lo que puede tener un efecto positivo en el rendimiento laboral.

Sin embargo, uno de los beneficios más destacados es que el yoga puede ayudar a aliviar el dolor crónico y las malas posturas. El yoga, cuando se practica bien, puede aliviar dolores crónicos como el cervical, la artritis reumatoide y otras afecciones traumáticas, aunque es importante que un experto en yoga guíe la práctica y se eviten lesiones durante la misma.

Otro beneficio importante en el tratamiento de los traumatismos es el fortalecimiento de los huesos y los músculos del cuerpo de quienes practican esta terapia. El yoga fortalece los huesos, previene la pérdida ósea y aumenta la movilidad articular.

Posturas de yoga que mejoran la salud de la espalda

En el entrenamiento de yoga, hay ejercicios que favorecen la elasticidad, la tensión y la relajación de los músculos de la espalda. Así, existen posturas y ejercicios específicos que entrenan la parte inferior, media y superior de la espalda.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Práctica de Yoga para trabajar las posturas de torsión puedes visitar la categoría Ponerse en forma.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad