Brazos a prueba de tirantes

Brazos a prueba de tirantes

En esta época del año queremos presumir, y una de las partes más atractivas de nuestro cuerpo son los brazos.

A menudo, las mujeres temen que tonificar los brazos las haga parecer demasiado masculinas, pero los ejercicios deben hacerse de modo que la piel que cuelga bajo los brazos no resulte en absoluto antiestética. Unos brazos firmes hacen que la silueta luzca bella y saludable. Puedes utilizar mancuernas caseras, mancuernas o las tan de moda kettlebells para tonificar tus brazos.

Este programa puede realizarse tres veces por semana, siempre con una dieta sana y equilibrada.

En el artículo de hoy te recomiendo un ejercicio para los brazos muy fácil de hacer tanto en casa como en el gimnasio. ¡Hagámoslo!

Elevación de codos con kettlebells

Quizás te interesa:Calistenia: el ejercicio sin máquinas que cambia tu cuerpoCalistenia: el ejercicio sin máquinas que cambia tu cuerpo

Colócate de pie con los pies ligeramente separados a la anchura de las caderas, sujeta las mancuernas con ambas manos, extiende los brazos hacia abajo, levanta los codos para llevar las mancuernas a la barbilla, no levantes los hombros y mantén el abdomen tenso en todo momento.

Camina con las manos.

Desde una postura flexionada, inclínese hacia delante, coloque ambas manos en la planta de los pies y camine juntos hasta que esté en línea recta desde los pies hasta la cabeza en posición flexionada. Para volver a la posición supina, levante el cuerpo con ambas manos hasta que las manos se despeguen del suelo y el cuerpo pueda enderezarse.

Flexiona los tríceps con las rodillas apoyadas.

Arrodíllate, coloca las manos en el suelo bajo los hombros y baja el cuerpo de forma que formes una línea recta diagonal desde las rodillas hasta la cabeza. Flexiona los brazos y acerca los codos al cuerpo lo máximo posible mientras bajas el cuerpo sin salirte de la línea recta. Vuelve a levantar el cuerpo y empuja con los brazos. Mantenga el abdomen firme en todo momento.

Quizás te interesa:Caminar para adelgazar: 10.000 pasos al diaCaminar para adelgazar: 10.000 pasos al dia

.

toca la pierna contraria en posición de perro.

Coloque las manos y los pies en el suelo y extienda los brazos y las piernas de modo que el cuerpo forme una V invertida. Esta es la postura del perro hacia abajo. Lleve una mano al pie opuesto mientras mantiene todo el peso del cuerpo firme sobre la mano que aún está en el suelo. A continuación, vuelva a la posición inicial y realice el mismo movimiento con la otra mano.

Elevación de pecho y elevación de brazos con kettlebells.

Túmbate boca arriba con las piernas flexionadas y sujeta las kettlebells por encima del cuerpo con ambas manos. Extiende los brazos y levántalos verticalmente hacia arriba desde el pecho y detrás de la cabeza al mismo tiempo. No llegue hasta el suelo, mantenga la distancia hasta la palma de la mano. Vuelva al pecho y comience de nuevo el ejercicio. Durante el ejercicio, las caderas deben estar apoyadas en el suelo.

Toque de flexión del hombro.

Desde una flexión de brazos o una posición de plancha alta, levante una mano para tocar el hombro opuesto mientras mantiene el equilibrio y, a continuación, lleve la mano hacia atrás para realizar la acción con la otra mano. Intenta mantener una línea recta desde los pies hasta la cabeza y no balancees demasiado el cuerpo hacia los lados.

Curl de bíceps, press con kettlebell

Colócate de pie con los pies separados a una distancia ligeramente superior a la anchura de las caderas, coge una pesa rusa con una mano, con la palma hacia delante, y levántala hasta el hombro con un movimiento de curl de bíceps. Gire la palma de la mano hacia fuera y empuje el brazo hacia arriba hasta que esté completamente extendido por encima de la cabeza. Repite este proceso con el otro brazo.

Kettlebell swing.

Colóquese de pie con los pies separados a una distancia ligeramente superior a la anchura de las caderas. Sujeta una pesa rusa con ambas manos. Dobla ligeramente las rodillas y lleva la kettlebell al espacio entre las piernas mientras empujas la pelvis hacia delante. El movimiento debe comenzar en las caderas, no sólo en los brazos, y éstos no deben elevarse hasta la vertical, sino bajar ligeramente.

Como ves, con estos cuatro ejercicios puedes hacer un programa muy eficaz para fortalecer los brazos. A diferencia del abdomen, los brazos son una zona muy agradable, por lo que merece la pena y los resultados son visibles de inmediato.

¡Cree en tu potencial y lo conseguirás!

Ha llegado el momento. Llega el calor y nos despedimos de los manguitos para el primer día de playa o piscina. Los brazos hacen una entrada espectacular y de repente te das cuenta de que no les has prestado mucha atención. Te desprendes de los vestidos de tirantes y los tops sin mangas y empiezas a probar ropa "minimalista", como bikinis y bañadores.

Haz la prueba del algodón. Levanta los brazos y despídete de alguien.... Esto te suena, ¿verdad? Las llamadas alas de murciélago ya se han dejado ver. Eso tiene sentido. Los olvidamos y los escondimos. Claro, nos falta músculo, hemos perdido colágeno y hemos ganado grasa en esa zona, ¿no?

No te preocupes, puedes presumir de brazos como Meghan Markle. Tú puedes hacerlo. Adiós, brazos flácidos.

Todo lo que necesitas es un compromiso serio con una serie de ejercicios que puedes hacer mientras corres, en el parque, en casa o en el gimnasio.  Todo lo que necesitas son unas mancuernas. Porque las pesas no son sólo para hombres. Con las mancuernas puedes fortalecer los brazos y conseguir una figura más esbelta.

Vamos, vamos.

Tríceps braquial inferior

Brazos a prueba de tirantes

Es muy sencillo. Sólo necesitas un banco, una silla o, como en el vídeo, una pared. Coloca las manos junto a las caderas, con los dedos apoyados en el borde del banco y los codos apuntando hacia atrás. Coloca el cuerpo sobre el brazo extendido y los pies sobre el otro banco. Inhale, doble los codos y baje lentamente la parte superior del cuerpo entre los bancos hasta que sienta un estiramiento en los tríceps y los hombros. Cuando llegues a la posición más baja, aguanta la respiración y empuja hacia arriba hasta que los brazos estén completamente extendidos.

Patada de tríceps con mancuernas

Un ejercicio único para entrenar la parte posterior de los brazos consiste en agarrar una mancuerna con la mano del brazo que se quiere entrenar primero, en posición erguida o a cuatro patas. El cuerpo debe estar más o menos paralelo al suelo y los brazos cerca del cuerpo y paralelos al suelo. Debe formarse un ángulo recto entre el antebrazo y la parte superior del brazo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Brazos a prueba de tirantes puedes visitar la categoría Ponerse en forma.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad