¿A qué edad darle un móvil a un niño?

¿A qué edad darle un móvil a un niño?

¿A qué edad debe recibir un niño su primer teléfono móvil? Y esta pregunta no es fácil de responder. Muchas familias se sorprenden cuando les hago esta pregunta: hay quien da un móvil a los niños a los siete u ocho años, lo que me parece indignante. Le explicaré por qué.

Según donde vivan, ya sea en un pueblo, una ciudad o un bloque de pisos, según las circunstancias de sus padres o su familia, algunos niños empiezan a adquirir cierta independencia a los siete u ocho años. A esta edad, algunos niños empiezan a hacer cosas solos, como ir solos al colegio o quedarse solos mientras sus padres hacen algo. Así que, ¿no sería buena idea darles un teléfono móvil para que puedan ponerse en contacto contigo si necesitan algo durante este tiempo? Sí, me parece razonable. Deberíamos darles un teléfono móvil para que puedan mantenerse en contacto y llamarse si lo necesitan. Me parece razonable. Sin embargo, un teléfono móvil y un ordenador de bolsillo con acceso ilimitado a Internet son dos cosas distintas. Una cosa es permitir su uso en esas situaciones y otra muy distinta utilizarlos libremente. Una cosa es que puedan llamar por teléfono y otra cosa es dejarles tener un móvil y que no hagan ruido, o permitirles acceder a Internet sin la supervisión de un adulto.

Lo que hoy llamamos teléfono móvil es poco más que un icono en la pantalla de inicio. Lo utilizamos para hacer de todo y, en contadas ocasiones, para llamar por teléfono. Sería más apropiado llamarlo ordenador de bolsillo. Porque un ordenador de bolsillo es precisamente eso: un ordenador que puedes llevar contigo a todas partes, utilizar para conectarte a Internet y enviar y recibir mensajes. Y es una barbaridad dejar que un niño pequeño lleve un aparato así. No porque sea malo, sino porque todo tiene una edad.

¿Ocurre lo mismo con los coches y cuál es el problema? Bueno, pueden contaminar el medio ambiente, pero no, no tienen nada de malo. Todos los usamos. Pero, ¿se los darías a tus hijos? No, en absoluto. Con los teléfonos móviles no es diferente. El aparato en sí no tiene nada de malo, pero nunca debe dárselo a niños pequeños. Porque en nuestro país hay que tener 18 años y pasar un examen teórico y práctico antes de poder conducir un coche. De hecho, existe cierto consenso en que una persona menor de esa edad no tiene la madurez suficiente para conducir un vehículo y circular por vías públicas. En el caso de los teléfonos móviles, no existe tal regulación, por lo que varía de un hogar a otro.

En algunas familias no se permite a los niños tener un teléfono móvil hasta los 16 años, en otras se permite a partir de los 12, cuando empiezan el colegio (este es el método más común). Algunas familias están divorciadas y los padres regalan teléfonos móviles a sus hijos para que puedan mantenerse en contacto cuando están con el otro progenitor; en algunos casos, los teléfonos móviles se regalan en la Primera Comunión a los 9 años. De hecho, los teléfonos móviles son el artículo de comunión más codiciado por los niños, por delante de las bicicletas y las videoconsolas de antes. Y en cuanto alguien de la clase tiene un móvil, los demás empujan para conseguirlo, se convierte en mayoría, y los que no tienen móvil se sienten alienados porque no pueden comunicarse con sus amigos. Y ahí es donde fallan los demás.

Quizás te interesa:5 preguntas clave que debes hacerte antes de buscar un em...5 preguntas clave que debes hacerte antes de buscar un em...

¿Y qué problema hay en darles teléfonos móviles antes y después? Hemos estado hablando de cuestiones de madurez, y muchas de las cuestiones relevantes van en esta línea. Cuanto más joven eres, menos maduro eres para ser consciente y regular tu comportamiento en Internet. Esto se debe a que no estamos hablando de teléfonos móviles, sino de acceso a Internet y a las redes sociales. De lo contrario, ¿por qué querría alguien tener un teléfono móvil para ver el curso del IBEX?

En nuestro país, la edad media de la primera exposición a la pornografía es de 8 años. 8 años, cierto, ¿y cómo lo haces, no en el salón de tu casa con un televisor de 50 pulgadas? Lo hago con mi móvil, el móvil que me regalaron mis padres, el móvil de mi amigo, el móvil que me regaló mi primo por mi primera comunión, etcétera. El uso precoz de los teléfonos móviles ha provocado problemas que antes no existían, como el acceso temprano a la pornografía y su desarrollo sexual, el sexting y el ciberacoso. Y muchos de ustedes dirán: "Bueno, eso siempre ha existido de una forma u otra". Estoy de acuerdo. Sí, el acoso y la pornografía no existían en los teléfonos móviles. Cuando no había coches, se podía viajar de Granada a Vigo, pero se tardaba una semana, mientras que hoy se puede viajar en poco tiempo. Por ejemplo, hacer ciertas cosas con demasiada facilidad y no tener la madurez necesaria puede causar problemas.

Por ejemplo, te sorprendería saber cuántos niños de último curso de primaria o primero de secundaria (digamos de 11-12 años) envían fotos íntimas por Whatsapp. Y algunas de estas fotos íntimas pueden caer en las manos equivocadas y utilizarse para chantajear o extorsionar a la persona que compartió la foto. Esto preocupa mucho a las familias que quieren que sus hijos hagan un uso responsable de Internet. Sin embargo, para animarles a hacerlo de jóvenes, primero debemos dar buen ejemplo.

En este sentido, el concepto de "sharenting" describe el comportamiento de los padres que comparten información y fotos de sus hijos en las redes sociales sin pensar en las consecuencias inmediatas y futuras. En la mayoría de los casos, los datos y las imágenes son neutros y no tienen ningún impacto negativo en el niño; el problema radica más bien en la frecuencia con que se comparten. Sin embargo, a veces se comparten fotos y anécdotas que son humillantes para el niño y que los padres no quieren que otros vean. En otros casos, existe el riesgo de que extraños accedan a información privada, ya que se publican detalles privados, por ejemplo, fotos en las que aparezcan los niños con uniforme escolar o en la puerta de casa, o perfiles que contengan detalles sobre hábitos familiares, estatus, riqueza, costumbres, etc. En algunos casos es así.

¿Y por qué lo hacen? A veces por pura vanidad, a veces para llamar la atención y obtener el reconocimiento de los demás. Los "me gusta" en las redes sociales y los "khajiit" se utilizan con demasiada frecuencia contra los niños para hacerlos.... Y, por desgracia, luego queremos enseñarles la importancia de usar las redes sociales con responsabilidad, la importancia de no enviar fotos de los pechos de sus amigas, etc. Y si ha estado compartiendo su intimidad sin su consentimiento desde la infancia, ¿cómo puede hacerlo legalmente? ¿Cómo podemos pensar que tenemos más derecho a "compartir" los detalles de nuestras vidas que nuestros hijos? Si compartes fotos con desconocidos, ¿cómo no vas a compartirlas con tu pareja?

Quizás te interesa:Cómo ayudar a los más pequeños en la vuelta al coleCómo ayudar a los más pequeños en la vuelta al cole

La cuestión del uso del teléfono móvil a una edad temprana es muy compleja. Y la primera pregunta: ¿cuándo hay que darles un teléfono móvil? Pues bien, si se trata de un teléfono de emergencia, puede utilizarse a partir de los seis u ocho años si los padres lo consideran necesario. ¿Y los smartphones? Cuanto más tarde, mejor. Y en cualquier caso, no debes ser menor de 14 años, porque esa es la edad mínima que establece la Ley de Protección de Datos para tener acceso al tratamiento de datos personales y, por tanto, para tener un perfil en las redes sociales. Pero aquí también, cuanto más tarde, mejor.

¿A qué edad debe tener un niño su primer teléfono móvil, para qué debe usarse, qué tipo de aparato, durante cuánto tiempo, etc.? Estas son las preguntas que más preocupan a los padres modernos cuando sus hijos alcanzan cierta edad. La presencia de la tecnología en la sociedad aumenta constantemente, y la edad de los niños que quieren un teléfono móvil es cada vez más temprana. Por eso no es de extrañar que sea el regalo más solicitado en Navidad y cumpleaños o el mejor obsequio para la primera comunión.

Según los expertos, la cuestión no es tanto a qué edad, sino si mi hijo está preparado, para qué lo necesita y qué uso puede darle. A veces pensamos en la edad a la que un niño debe tener un teléfono móvil e intentamos encontrar una edad que garantice que el niño no está expuesto a ningún riesgo o peligro. El problema es que esas garantías no existen hoy y nunca han existido en ningún ámbito de la vida. Por lo tanto, deberíamos centrarnos más en enseñar y educar a los niños sobre su preparación y cómo afrontarla adecuadamente.

Hay que tener en cuenta la personalidad del niño (nivel de madurez), el tipo de familia (necesidades) y el equipamiento proporcionado (por ejemplo, limitaciones funcionales).

El móvil no debe ser como un "parque de atracciones". Porque no todo les conviene. Hay muchas opciones, no sólo los smartphones, e incluso con ellos hay formas de configurar a los niños para que no tengan autonomía absoluta y puedan hacer lo que quieran, independientemente de su edad.

Según el último estudio del INE "Equipamiento y uso de las tecnologías de la información y la comunicación en los hogares españoles" (a fecha de 2016), sigue aumentando el número de niños en España que reciben su primer teléfono móvil a una edad temprana.

En 2016, uno de cada cuatro niños de 10 años poseía un teléfono móvil. La diferencia con el año anterior es de solo un punto porcentual, similar a la tasa media de crecimiento desde 2011; a los 11 años, la proporción se ha reducido casi a la mitad, pero solo a partir de los 12 años tres de cada cuatro niños poseen un teléfono móvil.

En España, la proporción de niños que poseen un teléfono móvil después de los 12 años alcanza ya el 75%.

Pregunta al experto: ¿A qué edad deben tener los niños un teléfono móvil?

¿A qué edad darle un móvil a un niño?

Las investigaciones demuestran que los niños no deberían tener acceso a teléfonos móviles antes de los 12 años. Esta es la edad mínima recomendada por los expertos para el uso del teléfono móvil, pero las investigaciones también muestran que ciertas apps de mensajería instantánea como WhatsApp y varias redes sociales no deben usarse antes de los 15 o 16 años.

La conclusión es que está bien que los niños de 12 años utilicen el móvil para juegos y contenidos multimedia, pero no es recomendable darles acceso a las redes sociales.

Lo ideal sería que los niños no tuvieran teléfonos móviles hasta los 15 años. En Francia y otros países incluso se han aprobado leyes que prohíben a los menores de 15 años utilizar el móvil en la escuela. Esta legislación también prohíbe el uso de tales dispositivos durante las pausas. Se trata sin duda de una medida para proteger la seguridad de niños y jóvenes y fomentar las actividades tradicionales al aire libre.

También es importante centrarse en el acceso gradual a la tecnología y la progresiva autonomía digital. Sin embargo, no debe esperar hasta los 16 o 17 años. Porque entonces pierdes unos años en los que puedes influir positivamente en el uso de estos dispositivos"

.

Sin embargo, a pesar de las recomendaciones de los expertos, la realidad es bien distinta. Según un estudio publicado en la revista Pediatrics, hasta el 35% de los niños de entre 3 y 5 años posee una tableta o un smartphone. Sin embargo, su uso es mucho más limitado, con una media de 115 minutos o menos al día, y es una de las aplicaciones más utilizadas en YouTube Kids.

Consejos para proteger a los niños del uso no autorizado del móvil

Antes de dar a tu hijo su primer teléfono móvil, debes tener clara su finalidad. Es deber de los padres decidir si el niño necesita espacio personal para usar YouTube o jugar a videojuegos. Otra razón habitual es mantener el contacto con los amigos.

Aunque ambas son razones muy válidas, es importante asegurarse de que los niños no quieren un teléfono móvil simplemente para impresionar o para intentar encajar en un grupo determinado. Teniendo esto en cuenta, el teléfono móvil que recibe un niño debe adaptarse a sus necesidades.

Hay que abordar cuestiones como la privacidad, la intimidad y el respeto. Los padres, por su parte, deben elegir un dispositivo seguro y adecuado a la edad de su hijo. Es importante configurar juntos el dispositivo y gestionar las aplicaciones descargadas y los perfiles en redes sociales.

Los adultos deben dar buen ejemplo tomándose un tiempo en casa para desconectar de las conexiones digitales. Garantice la salud digital de la familia valorando el tiempo en familia y practicando el "modo avión".

Educación en Internet y redes sociales.

Nuestra educación digital influye mucho en la forma en que los niños utilizan estos dispositivos. Gracias a esta educación, los niños son capaces de utilizar la tecnología de forma responsable, conocen los peligros de las redes y se sienten lo suficientemente seguros como para pedirnos ayuda si tienen alguna duda.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿A qué edad darle un móvil a un niño? puedes visitar la categoría Maternidad.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad