Cómo cultivar tu propio aloe vera y sacarle el máximo partido

Cómo cultivar tu propio aloe vera y sacarle el máximo partido

El gel de aloe vera es versátil y tiene muchas ventajas. Es una planta muy fácil de manejar, ya que se puede plantar en casa con agua, sol, tierra arenosa y una maceta de barro, o incluso en zonas cultivadas como Verdea Aura. La planta crece entonces por sí sola hasta que madura y florece. Para sacarle el máximo partido, primero hay que saber cortar las hojas, obtener el gel de aloe vera y aplicarlo correctamente.

Procedimiento para cortar los tallos de aloe vera

Cómo cultivar tu propio aloe vera y sacarle el máximo partido
  1. Es muy importante cortar las hojas gastadas. Si se corta demasiado, el jugo del aloe vera se marchita y se pierden sus propiedades.
  2. Para que el aloe vera contenga todos sus ingredientes, la planta debe estar madura. Esto lleva unos tres años.
  3. Por ello, se recomienda cortar siempre las hojas más bajas, ya que son los tallos más viejos de la planta y los que tienen más propiedades y beneficios.
  4. Verá que la base de la hoja es blanca. Cortar el tallo haciendo un corte vertical a este nivel. Para ello necesitará un cuchillo muy afilado o unas tijeras de podar. Se recomienda utilizar una herramienta de corte de madera o porcelana, ya que el gel de aloe vera necesita un tiempo para oxidarse.

Con estos cuatro pasos, ya somos capaces de cortar los tallos de aloe vera, extraer el gel y utilizarlo para nuestros cuidados.

¿Cómo se extrae el gel del tallo?

En primer lugar, corte las hojas de aloe vera por la parte superior e inferior del tallo, es decir, la punta y la base, para eliminar el color blanco al cortarlas de la planta.

A continuación, se divide el tallo por la mitad cortando transversalmente el lado puntiagudo de la hoja y se pela la piel del tallo.
Tenga en cuenta que la sustancia amarilla que se encuentra entre la piel del tallo y el gel del aloe vera, es decir, la aciba, no es apta para el consumo. Esta sustancia se compone principalmente de aloína. No es aconsejable consumir gel de aloe sin antes limpiarlo, ya que ambos tienen un efecto laxante sobre el organismo.

Para ello, basta con mantener la hoja de aloe vera verticalmente hacia abajo durante unos minutos y dejar que el aloe vera gotee. Si quieres que sea corto, puedes enjuagar la parte del gel que quieras ingerir con agua; si utilizas cualquiera de los dos métodos, ¡puedes beberte el gel de aloe o utilizarlo para cualquier cosa!

Quizás te interesa:Cómo hacer el cambio de ropa y textiles de invierno a veranoCómo hacer el cambio de ropa y textiles de invierno a verano

Espero que este proceso os ayude a todos y que podáis sacar más partido a vuestras plantas utilizándolas para vuestra piel y para comer! 🙂🙂🙂🙂🙂🙂🙂🙂🙂.

Este vídeo, grabado en una granja de aloe vera de la isla de Fuerteventura, muestra todo el proceso.

Si este proceso le resulta demasiado tedioso, existe una formulación en gel de aloe vera que le permite prescindir de él. Las plantaciones de aloe vera de la isla de Fuerteventura producen este gel para que puedas utilizarlo siempre que quieras. A la hora de elegir un gel de aloe vera, es importante que contenga la mayor cantidad posible de la planta y que sea puro. Nuestro producto contiene un 99%, ya que necesitamos añadir conservantes naturales para mantener su eficacia durante el uso.

Por su facilidad de cultivo y sus numerosas propiedades, es una de las suculentas más comunes en el hogar. Es importante saber cómo regenerar el aloe vera, ya que tiene muchas propiedades medicinales. Si lo haces bien, podrás disfrutar más de esta planta tan generosa. Y no sólo por sus múltiples usos. También decimos esto porque la planta es muy fácil de propagar si se cuida adecuadamente. Sólo tienes que saber exactamente cómo hacerlo.

Hay más de una forma de propagar el aloe vera. Dependiendo de la situación, podemos elegir entre tres métodos diferentes. Y pensemos lo que pensemos, ninguno es mejor que el otro. El aloe vera es una planta sencilla y robusta. Y para entenderlo, basta con comprender sus orígenes naturales. Es una planta que puede sobrevivir en los entornos más duros. Una capacidad de supervivencia que no sólo afecta a cómo se cuida, sino también a cómo se propaga.

Quizás te interesa:Cómo limpiar bien la mampara de la duchaCómo limpiar bien la mampara de la ducha

Queremos averiguar cómo regenerar el aloe vera. O mejor dicho, qué posibilidades nos ofrece esta maravillosa planta para disfrutarla al máximo.

Tres formas de regenerar el aloe vera

Cómo cultivar tu propio aloe vera y sacarle el máximo partido

Antes de adentrarnos en este procedimiento, no está de más aprender un poco más sobre cómo cuidar el aloe vera. Y no: esto no hay que pasarlo por alto. El aloe vera sólo puede propagarse con éxito si se le da lo que necesita. Porque incluso con estas plantas jóvenes, hay algunos elementos clave para el cultivo. Para empezar, una buena luz es esencial para un proyecto de nueva planta. También necesitan mantenerse en un intervalo de temperatura bien definido de 17-27 °C para propagarse.

Más allá de eso, no debe perder la cuenta. Independientemente del método que utilice para propagar el aloe vera, es importante que prepare bien el lugar de plantación. En el caso de los cactus y las suculentas, no sólo hay que utilizar un sustrato, sino también un buen drenaje. Para las plantas maduras, estos dos aspectos son cruciales para su supervivencia. No es difícil imaginar que esto ocurre aún más con las plantas jóvenes. Sólo pueden prosperar si disponen de un sustrato adecuado y bien drenado. Para ello, nada mejor que un buen sustrato de arcilla.

He aquí tres formas de propagar con éxito el aloe vera.

El método más común de propagación del aloe vera es a través de esquejes

Cómo propagar el aloe vera en estrecha relación con el trasplante. Con los cuidados adecuados, nuestras plantas no serán las únicas en sus macetas. El aloe vera sano comienza a dividirse: Alrededor del tallo de la planta madre nacen pequeñas plantas muy parecidas a ella. Si es así, ¡enhorabuena! Y no sólo porque sea la mejor forma de propagar nuestras plantas. También porque las propias plantas nos dicen que las estamos cultivando correctamente.

Esta forma de propagar el aloe vera es la más común. Sin embargo, es importante saber que no todos los métodos son adecuados. En primer lugar, hay que esperar a que los brotes jóvenes hayan madurado. Es decir, hasta que sean lo suficientemente grandes como para sobrevivir al trasplante. En cambio, si trasplantas una planta cada vez, deberás trasplantar también la planta madre. Para separar cuidadosamente la planta madre sin dañarla, hay que arrancar las raíces de ambas plantas antes de trasplantarlas por separado. Además de la raíz principal, al menos tres raíces secundarias son el requisito ideal para un crecimiento ramificado.

Ha llegado el momento de plantar los vástagos de la planta madre y trasplantar la planta original. Sigue los consejos de Paula y busca la forma de adaptar la nueva planta a la nueva ubicación.

Por cierto: aunque no propagues el aloe vera, es importante retirarlo de la planta madre cuando haya producido muchos brotes jóvenes o cuando haya alcanzado un tamaño razonable. Sin embargo, es importante saber que trasplantar las plantas a nuevas macetas no sólo favorece su propagación, ya que siguen siendo plantas que compiten por los nutrientes y el espacio. También les facilita la supervivencia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo cultivar tu propio aloe vera y sacarle el máximo partido puedes visitar la categoría Ideas para vivir mejor.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad