Desperdiciar menos comida ayuda a conservar el medio ambiente

Desperdiciar menos comida ayuda a conservar el medio ambiente

Comer es a la vez un placer y una responsabilidad con el medio ambiente. Recientemente, se ha puesto en marcha una forma diferente de entender la gastronomía y la restauración.

Cada vez más gente aprecia los restaurantes que se preocupan por el entorno natural, que prestan atención a la procedencia de sus ingredientes, que reciclan y separan los residuos, que ahorran energía y que cuidan de su personal.

Estas condiciones son las que convierten a los restaurantes sostenibles en la próxima revolución gastronómica.

En los próximos años, los restaurantes tendrán que centrarse en la sostenibilidad, "satisfacer las demandas de los clientes que valoran el respeto al medio ambiente y cumplir las normativas gubernamentales", explica a Ecovidrio Mario Cañadas, vicepresidente de la Red de Asociaciones de Restaurantes Sostenibles.

Por ejemplo, la conocida cadena VIPS y el restaurante asiático UDON Noodle Bar & Restaurant. También hay supermercados como Veritas".

Quizás te interesa:Día Mundial de la ELA, la esclerosis lateral amiotróficaDía Mundial de la ELA, la esclerosis lateral amiotrófica

Restaurante UDON.

"No se trata sólo de servir comida sana y ecológica. Va mucho más allá. La sostenibilidad incluye la responsabilidad social y medioambiental, la gestión de residuos, el abastecimiento de materias primas y los valores", afirma Cañadas.  Ofrecemos formación y asesoramiento para ayudar a los restaurantes a encontrar la mejor manera de lograr la sostenibilidad y obtener beneficios", explica.

Alimentación

Desperdiciar menos comida ayuda a conservar el medio ambiente

Los restaurantes sostenibles preparan su comida principalmente con productos locales y de temporada, es decir, frutas y verduras cultivadas de acuerdo con el ciclo estacional natural de la zona de consumo.

Como resultado, hay pocos platos fijos en el menú. Además, la mayoría de los ingredientes utilizados en los platos son alimentos ecológicos certificados, pescado capturado de forma sostenible y productos animales procedentes de la cría de especies adecuadas.

Imagen vía Pixabay.

Quizás te interesa:Diferencia entre mareo y vértigo, síntomasDiferencia entre mareo y vértigo, síntomas

Algunos restaurantes siguen los principios del movimiento Slow Food, mientras que otros se limitan a preparar sus alimentos en la cocina, dando preferencia a las normas FLOSS (Fresco, Local, Ecológico, Estacional y Sostenible). Los restaurantes que ofrecen este tipo de comida suelen denominarse restaurantes ecológicos, pero esto no significa que sean sostenibles en otros aspectos.

Respeto y cuidado de los trabajadores

La sostenibilidad no sólo consiste en respetar el equilibrio de la naturaleza, sino también en mejorar la vida de las personas. Los restaurantes sostenibles son miembros activos de sus comunidades locales. Respeta y valora a sus empleados, mejora sus competencias técnicas y fomenta valores como la igualdad y la diversidad mediante premios y formación.

Para mejorar las condiciones en otros lugares, compramos alimentos de comercio justo, como café y cacao.

El Día Mundial de la Alimentación (DMA) 2021 se celebró por segunda vez el 16 de octubre durante la epidemia de COVID y COVID-19. El tema de este año es "Nuestras acciones crean nuestro futuro". Mejor producción, mejores alimentos, mejor medio ambiente, mejor vida".

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) llama a tomar conciencia de cómo nuestras prácticas de producción y consumo de alimentos repercuten positiva y negativamente en el medio ambiente.

Muchos de nosotros no podemos influir directamente en la forma en que se producen nuestros alimentos, pero podemos ayudar a combatir el cambio climático mediante pequeñas acciones siguiendo los puntos mencionados en este boletín.

Punto 1: Necesitamos utilizar los recursos naturales para producir alimentos. Coma alimentos sanos y respetuosos con el medio ambiente.

¿Sabía que actualmente viven en la Tierra más de 8.000 millones de personas, pero que la producción de alimentos requiere el 48% de los recursos de la Tierra y el 70% de sus recursos hídricos?

Algunos alimentos tienen un mayor impacto en el medio ambiente porque requieren más recursos. Se trata de alimentos de origen animal, responsables del 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La carne roja debe consumirse con moderación y los alimentos vegetales como legumbres, cereales, frutas y verduras deben consumirse con más frecuencia. Elija alimentos ecológicos en la medida de lo posible para conservar el suelo.

Punto 2: Cada año se desperdicia alrededor de un tercio de los alimentos producidos en el mundo. Los alimentos no se desperdician.

En el mundo se desperdician unos 1.300 millones de toneladas de alimentos, suficientes para alimentar a 2.000 millones de personas. Además, desperdiciar alimentos también significa malgastar recursos naturales como el agua, la energía, la tierra, el suelo y las semillas utilizadas en el proceso de producción. ¿Sabía que se necesitan unos 50 litros de agua para producir una naranja?

Decídase a "no desperdiciar alimentos". Además, no desperdicies fruta, verdura y comida preparada de la nevera y dona lo que probablemente no vayas a volver a utilizar.

Punto clave 3: La alimentación forma parte del futuro. Si nos volvemos insanos, ¿qué nos espera? Sigue una dieta sana.

Las enfermedades no transmisibles (ENT), como las cardiopatías, el cáncer y la diabetes, se han convertido en las principales causas de muerte en nuestro país. Una dieta sana y sostenible puede ayudar a reducir factores de riesgo como el sobrepeso, la obesidad, la hipertensión y los niveles elevados de glucosa, triglicéridos y colesterol en sangre. Recuerde que estas enfermedades nos afectan y reducen nuestra calidad de vida, y no tenemos dinero suficiente para alimentar a un planeta lleno de enfermos.

Elija productos integrales, coma al menos 450 g de fruta y verdura al día y beba al menos ocho vasos de agua natural al día. Come a horas fijas, evita el ayuno y no comas durante más de cuatro horas, no te saltes comidas, haz tres comidas al día y dos tentempiés. Los azúcares simples deben limitarse a 20 g por litro y día. La sal debe limitarse a 6 g al día. Cocine con aceites vegetales como el de colza o cártamo. Incorporar a la cocina más proteínas vegetales procedentes de las legumbres. Elija carnes bajas en grasa, limite la carne roja a una o dos veces por semana y haga ejercicio al menos 120 minutos a la semana.

Proteger el medio ambiente es responsabilidad de todos. De este modo, podemos intervenir de distintas maneras para proteger nuestra propia salud y la del planeta. Recuerda que las pequeñas acciones pueden suponer una gran diferencia para nosotros mismos y para el planeta.

Vivian Anari Garza Duarte, Nutrióloga, Sistema DIF Guadalajara.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Desperdiciar menos comida ayuda a conservar el medio ambiente puedes visitar la categoría Habitos de vida saludable.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad