8 consejos para cuidar tus articulaciones

8 consejos para cuidar tus articulaciones

En los extremos de todas las articulaciones de nuestro cuerpo hay una capa de cartílago que las recubre. Se trata de un tejido duro pero flexible que actúa como cojín y facilita el movimiento. También hay ligamentos y cápsulas articulares que mantienen las articulaciones en su sitio. Aquí se produce líquido sinovial para lubricar y nutrir las articulaciones.

Así que las articulaciones son la razón por la que podemos movernos de diferentes maneras. Algunos, como las rodillas y los codos, simplemente se abren y se cierran. Otras, como las caderas y los hombros, nos permiten mover los huesos hacia delante y hacia atrás, a izquierda y derecha, y rotar.

¿Por qué sufrimos dolores articulares con el paso de los años?

8 consejos para cuidar tus articulaciones

Es normal que las articulaciones duelan a medida que envejecemos y con el paso del tiempo. Esto ocurre porque el cartílago se desgasta. Como los huesos de las articulaciones tienen poca o ninguna protección, rozan entre sí, causando dolor y molestias.

Esto se debe a que, a medida que envejecemos, el cartílago pierde su capacidad de producir colágeno, la proteína que mantiene sanas las articulaciones.

La menopausia también puede afectar a las mujeres. Los cambios hormonales aumentan el riesgo de problemas articulares. Una disminución de los estrógenos, que protegen las articulaciones, es responsable de estas molestias.

Quizás te interesa:8 motivos por los que debes tomar el sol cada día8 motivos por los que debes tomar el sol cada día

El ejercicio también puede provocar dolor articular

Determinados deportes también pueden influir en la aparición de este dolor. La sobrecarga de las articulaciones o la repetición de determinados movimientos pueden tener un efecto negativo, por ejemplo, por desgaste del cartílago o lesiones. Por lo tanto, se debe tener especial cuidado durante los ejercicios de carrera y salto.

Sabemos que la rodilla es una de las partes más sensibles del cuerpo, por lo que hay que proteger la articulación y reforzar los músculos

8 consejos para cuidar tus articulaciones

La sujeción de la rodilla es una parte necesaria del entrenamiento, especialmente para los atletas. El dolor en la articulación de la rodilla es un problema muy común que suele aparecer con los cambios de peso.

Actividades básicas como caminar, subir escaleras, correr y saltar pueden sobrecargar mucho la rodilla si los músculos no están sanos.

Las afecciones más comunes de esta articulación provocan artrosis, artritis, daños en los meniscos y desgaste de los ligamentos y la parte posterior de la rótula. Por lo tanto, es importante estar siempre atento y seguir una serie de instrucciones durante el entrenamiento y en todas las actividades diarias.

Aquí tienes algunos consejos para cuidar tus rodillas.

Quizás te interesa:8 remedios naturales para aliviar el dolor de garganta8 remedios naturales para aliviar el dolor de garganta
  • Comienza tu entrenamiento con un calentamiento

Tiene una serie de beneficios para la articulación de la rodilla. Mejora la circulación sanguínea y evita que los músculos y ligamentos se vuelvan demasiado rígidos. Esto reduce la tensión en los tendones y la rodilla.

  • Fortalece los músculos de la parte inferior del cuerpo

Fortalecer los músculos de las piernas puede reducir las fuerzas que actúan sobre la rodilla. Debes ejercitar los cuádriceps, los isquiotibiales y los glúteos para mantener fuertes las rodillas.

  • Mantener un peso corporal adecuado

El sobrepeso o las grandes fluctuaciones de peso en un corto periodo de tiempo pueden aumentar la tensión en la rodilla y, por tanto, el riesgo de lesión.

  • Movimiento excesivo

Los excesos no son buenos, ni siquiera en el deporte. Algunos deportistas sufren lesiones de rodilla debido al uso excesivo y a largos periodos de entrenamiento.

  • Integrar ejercicios propioceptivos y de estabilidad de la rodilla

Conservar las articulaciones: equilíbrate sobre una pierna entre 20" y 30" varias veces e intenta estabilizar la pierna en el suelo.

  • Llevar calzado adecuado

La forma en que el pie actúa sobre la rodilla.

  • Presta atención a la técnica en cada ejercicio

Es importante saber si estamos haciendo los ejercicios correctamente, de lo contrario podemos sobrecargar nuestros músculos y articulaciones durante el ejercicio, lo que puede tener consecuencias irreversibles a largo plazo.

  • Evite el ejercicio extenuante

Por ejemplo, utilizar una bicicleta estática o una bicicleta elíptica en lugar de una cinta de correr durante un periodo de tiempo puede minimizar el dolor.

Aunque estos métodos pueden ayudar a aliviar las molestias de la rodilla, es aconsejable que un especialista revise su estado actual, sobre todo si practica deportes de alto impacto. Un diagnóstico y una planificación deportiva adecuados son los primeros pasos para evitar las lesiones. Para más información sobre los servicios de fisioterapia, haga clic aquí.

Jordi Notario.
Fitness, Sector Akdmia DIR.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 8 consejos para cuidar tus articulaciones puedes visitar la categoría Habitos de vida saludable.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad