Día de malos pelos: tiene solución

Día de malos pelos: tiene solución

Nadie duda de que la higiene es buena para la salud. Sin embargo, algunas personas optan por no lavarse el pelo con la frecuencia necesaria porque temen que el lavado les provoque una mayor caída. Se suele decir que el agua daña los folículos pilosos y hace que se pudran.

Aunque esta teoría es bastante popular entre el público, es completamente falsa y carece de toda base científica. El cabello debe estar libre de polvo, grasa, suciedad y otras sustancias que dañan el cuero cabelludo. Sin una higiene adecuada, el cabello no recibe suficiente oxígeno.

Es importante tener en cuenta que el champú no debe ser demasiado agresivo y que debe utilizarse un buen champú para preservar las propiedades del cabello y el cuero cabelludo. El uso constante de champús muy irritantes puede dañar el cabello, haciéndole perder brillo, fuerza y volumen.

Una de las razones por las que muchas personas creen que lavarse el pelo todos los días provoca su caída es porque el pelo se queda en la ducha o en la bañera después del lavado. Sin embargo, estos pelos no se caen porque la higiene diaria es perjudicial y acelera el proceso. Esta caída también se produce durante actividades normales, como peinarse o apoyar la cabeza en la almohada, y forma parte de un proceso natural en la vida del cabello.

Esto significa que es importante mantener unos buenos hábitos de cuidado del cabello sin miedo a comprometer su salud, y recordar el papel básico que desempeña el champú en el lavado diario del cabello.

Quizás te interesa:Diferencia Entre Colonia y Perfume: ¿Por qué no es lo mismo?Diferencia Entre Colonia y Perfume: ¿Por qué no es lo mismo?

Las almendras son originarias de Oriente Próximo y se utilizan en todo el mundo desde hace siglos. Durante mucho tiempo han sido valoradas por muchas culturas como fuente de curación y salud.

El aceite de almendras, obtenido mediante un proceso de compresión y extracción, es un emoliente que rellena los huecos de las células del cabello, dejándolo suave y sedoso tras su aplicación.

El aceite de este fruto seco es rico en proteínas, ácidos grasos omega-3 y vitamina E, y tiene un alto contenido en magnesio, cobre, fósforo y zinc (ver Beneficios del zinc para el cabello). También es conocida por su capacidad para combatir los radicales libres, tener propiedades antiinflamatorias y reforzar el sistema inmunitario.

En definitiva, el aceite de almendras tiene numerosos beneficios para la piel y aporta brillo y fuerza al cabello.

Es un producto natural y versátil que se puede adquirir fácilmente en farmacias. También es eficaz para la piel (hidratación) y el cabello (peinabilidad y manejabilidad).

Quizás te interesa:Discos desmaquillantes reutilizablesDiscos desmaquillantes reutilizables

Cuida el cabello

Día de malos pelos: tiene solución

Aunque todavía no se han realizado estudios, muchos expertos creen que este aceite favorece el crecimiento del cabello. Repara el cabello seco y dañado, lo fortalece, reduce las puntas abiertas y compensa la pérdida de volumen derivada de este tipo de daños.

El aceite de almendras es rico en vitamina E, un antioxidante natural que ayuda a combatir las agresiones medioambientales que sufre el cabello, como la exposición excesiva al sol. Al mismo tiempo, la vitamina B7 (biotina) contribuye a suavizar y fortalecer el cabello, haciéndolo más joven y sano y fortaleciendo el pelo y las uñas.

La mejor forma de aplicar el aceite es poner unas gotas en la palma de la mano, apretarlas y aplicarlas uniformemente de la raíz a las puntas sobre el cabello, que debe haberse hidratado previamente. Si se requiere una hidratación más profunda debido a daños por sequedad, quemaduras solares o secado con secador, el aceite puede mezclarse con un ingrediente natural como una mascarilla de aguacate y dejarse actuar durante 30 minutos, seguido de un champú y acondicionador normales para limpiar. O masajear el cuero cabelludo con aceite de oliva durante cinco minutos y dejarlo actuar 30 minutos.

Efectos sobre la piel

El aceite de almendras también tiene propiedades para enfermedades y problemas de la piel. En particular, puede utilizarse para tratar el picor del cuero cabelludo, la dermatitis seborreica y la psoriasis.

En la medicina ayurvédica y herbolaria de la India, se utiliza tradicionalmente para tratar estas dolencias, ya que su uso estimula la circulación sanguínea y aporta a la piel grandes cantidades de antioxidantes. De hecho, se ha utilizado durante siglos para calmar la piel y tratar pequeñas heridas y cortes. Más tarde se descubrió que el aceite de almendras mejora el tono de la piel. Se absorbe rápidamente y puede utilizarse como hidratante para la cara y el cuerpo, bien aplicada directamente o mezclada con aceites esenciales como se usa tradicionalmente en Ayurveda para masajes.

También tiene propiedades antifúngicas y puede utilizarse para tratar infecciones fúngicas de la piel, como el pie de atleta. Como aceite emoliente, equilibra la absorción de agua y la pérdida de hidratación.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Día de malos pelos: tiene solución puedes visitar la categoría Consejos de belleza.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad