Siete consejos para recuperar la ilusión

Siete consejos para recuperar la ilusión

Se acerca la Navidad y con ella la temporada festiva de caprichos y reuniones familiares. También es una oportunidad para mostrar amor a las personas mayores. Por eso, puede utilizar estos siete consejos para ayudar a las personas mayores a disfrutar de la Navidad.

Compartir la alegría de las fiestas con los miembros de la familia es un grato recuerdo para niños y mayores. Sin embargo, también se siente tristeza por los que ya no están. Es importante asegurarse de que esta nostalgia no se convierta en tristeza, sobre todo teniendo en cuenta los años de aislamiento social provocados por la pandemia mundial que limitó el contacto humano.

Hay que esforzarse para que la Navidad sea agradable y fructífera para sus seres queridos. Cocinar para la cena familiar, entretener a los niños durante los preparativos, conseguir los regalos más deseados, etc. Toda la familia tiene que colaborar para que este día tan importante se recuerde para siempre.

Haz que las personas mayores se sientan útiles

Siete consejos para recuperar la ilusión

La Navidad es una época de muchos preparativos y una buena oportunidad para implicar a las personas mayores. Un truco, por tanto, es implicar a tus hijos en todo tipo de planes navideños para mayores. Pueden cocinar juntos, salir de paseo, decorar la casa y mucho más.

Tomar el control de la cena de Navidad

Es época de reuniones familiares y comidas, pero la comida debe controlarse a fondo. Todas estas reuniones equivalen a excesos y, aunque es importante disfrutar de ellas, el cuidado de la salud es primordial. Por lo tanto, el control de la sal, el azúcar, el colesterol y las comidas copiosas es esencial para un festín saludable.

Quizás te interesa:¿Qué es el síndrome de la cara vacía?¿Qué es el síndrome de la cara vacía?

Silvia Alava /// PSICÓLOGA //silviaalava.com.

Pensábamos que el nuevo curso escolar sería un gran reto, una oportunidad para retomar nuestro plan de estudios y a nuestros amigos, pero cuanto más pasan los días y más compleja se vuelve la situación, más parece haberse perdido nuestro entusiasmo. Las cosas no son como las imaginábamos y la incertidumbre está por todas partes.

Una vez más, los niños nos dan una gran lección. Si bien es cierto que muchos de ellos están muy frustrados y llenos de una rabia que no saben cómo manejar y que se manifiesta en comportamientos destructivos, muchos otros pueden aprender a ser felices y mantener la ilusión de que la pandemia les hace felices. Han demostrado que es posible. Los adultos, sin embargo, pueden ser más difíciles, y aunque saben que tienen que ser modelos de resiliencia para sus hijos y alumnos, puede ser difícil mantener la ilusión. Y ese hecho.

... Se puede vivir con poco o nada de dinero, se puede vivir sin salud, pero no se puede vivir sin ilusiones". María Jesús Arlava Reyes.

Cuando se eliminan las ilusiones, pasamos de "vivir" a "sobrevivir". Por eso, en este artículo en primera persona, me gustaría compartir contigo algunas técnicas y estrategias que puedes utilizar para recuperar las ilusiones y transmitirlas a tus hijos y alumnos. Recordemos que los niños y los jóvenes son muy observadores y no se dejarán engañar pensando que lo están haciendo bien cuando no es así.

Quizás te interesa:Autocuidado físico: 4 expertas nos dan sus clavesAutocuidado físico: 4 expertas nos dan sus claves

¿Por qué estamos tan desilusionados?

Siete consejos para recuperar la ilusión

La decepción suele deberse a unas expectativas demasiado altas o poco realistas y, por tanto, inalcanzables. Esto provoca sentimientos de ira, tristeza, frustración y, sobre todo, pérdida de esperanza. Puede que hayamos esperado que la pandemia se contuviera rápidamente y la situación volviera a la normalidad, o que la ilusión desapareciera.

Sentirse menos apoyado también puede desmotivar y desilusionar. En esta crisis hemos visto a muchos profesionales haciendo todo lo posible por compensar la falta de recursos, a menudo con gran motivación y una excelente vocación de servicio. Sin embargo, cuando esta situación se repite, la continua falta de recursos adecuados se interpreta como "he hecho mi trabajo y he dado el 200%, pero el sistema sigue sin apoyarnos para hacer bien nuestro trabajo", lo cual no sólo es desmotivador.

Sabemos que nuestras ilusiones desaparecen cuando estamos atrapados en la insatisfacción. En la situación actual, es normal sentir emociones desagradables como ira, tristeza y frustración. Sin embargo, no ayuda perderse en quejas y cavilaciones. Es mejor aprender a reconocerlos y centrarse en lo que se puede hacer al respecto que encubrirlos.

Una actitud negativa, creer que todo saldrá mal e imaginar siempre el peor escenario posible, tampoco ayuda. Esto hace que uno pierda la esperanza y las ilusiones.

¿Cómo podemos recuperar la ilusión?

Puede parecer complicado, pero hay cosas que todos podemos hacer para sentirnos mejor, volver a vivir con esperanza y recuperar la ilusión. La esperanza no sólo aumenta nuestra seguridad y confianza en los demás, sino que también mejora nuestras fuerzas y refuerza nuestra actitud positiva ante las situaciones problemáticas. También podemos ayudar a niños y estudiantes a recuperar la esperanza que han perdido. Para ello.

1. observa tus sentimientos sin juzgarlos, sin tratar la causa y poniendo nombre a tus sentimientos.

Una vez que hayas reconocido tus sentimientos y, sobre todo, decidido salir de la situación, es hora de pasar a la acción para romper el círculo vicioso. Para ello, tienes que dejar de quejarte. Cuando te quejas, tú y los que te rodean perdéis energía.

3. Transmitir mensajes positivos, o al menos mensajes más realistas y menos catastrofistas que los mensajes que uno se transmite normalmente a sí mismo o al medio ambiente. Las personas optimistas nos contagian su positividad y nos transmiten su fuerza y energía.

4. Sé compasivo contigo mismo. Háblate a ti mismo con suavidad y cariño. A menudo no somos conscientes de que somos nuestro peor enemigo y de que este lenguaje interior destruye nuestras ilusiones pieza a pieza.

5. Si te resulta difícil ser positivo, intenta hablarte a ti mismo como lo harías con un amigo. Generalmente no somos tan críticos con los demás y nos cuesta más encontrar soluciones a los problemas ajenos que a los propios.

6. Sé realista. Céntrate en lo positivo y busca pequeñas mejoras en ti mismo y en la gente que te rodea.

7. Usa tu sentido del humor. El humor amplía su perspectiva, le ayuda a mirar las situaciones con mayor desapego y le permite relativizar de forma natural situaciones y problemas. La risa libera tensiones y, como cualquier otra actitud, hay que entrenarla.

8. Formar, formar y seguir formando. Cambiar de actitud no es fácil. Es algo que cuesta mucho dinero. Pero es posible si te esfuerzas. El cambio no puede lograrse de la noche a la mañana.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Siete consejos para recuperar la ilusión puedes visitar la categoría Autoestima.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad