Personas celíacas: verdades y mentiras de esta intolerancia

Personas celíacas: verdades y mentiras de esta intolerancia

La celiaquía es un trastorno autoinmune que afecta aproximadamente al 1% de la población española, pero el 100% de las personas han oído hablar de ella y casi otras tantas están relacionadas con ella. Bromas aparte, algunos mitos comunes sobre la celiaquía son completamente falsos. Corregimos cinco mentiras sobre la enfermedad celíaca

Personas celíacas: verdades y mentiras de esta intolerancia

Según las cifras que manejamos en Celicida, el 84% de los españoles sabe que el primo de un amigo era celíaco de pequeño, pero un día fue al médico y se curó. Lo más sorprendente es que este milagro de la naturaleza ahora come bollería y bocadillos todo el día y no tiene ningún problema.

Celiestudio también afirma que el 65% de los encuestados ha conocido a celíacos "muy celíacos" que corren al baño en cuanto se contaminan. Otros fueron más afortunados y conocen a un celíaco que "sale a comer con una persona menos celíaca y come de todo porque no pasa nada en un día".

Se nos ocurrieron estos comentarios y cifras con sentido del humor. Cuando tienes que explicar constantemente que eres celíaco y lo que significa, es muy difícil conocer a personas que saben más de celiaquía que los médicos y explicarles que están completamente equivocados. El problema es que, en muchos casos, los mitos y las suposiciones erróneas sobre la enfermedad celíaca están muy extendidos. Por ello, Celicida quiere hacer una pequeña contribución para que la sociedad comprenda por fin los fundamentos de la enfermedad celíaca.

1- La celiaquía es una alergia al gluten. Falso

La celiaquía no es ni una alergia ni una intolerancia. Se trata de una enfermedad autoinmune desencadenada por la ingestión de gluten y prolaminas relacionadas, que provoca fallos orgánicos múltiples en individuos genéticamente predispuestos. El sistema inmunitario de los celíacos considera al gluten como un enemigo y se defiende contra él, de modo que la ingestión de gluten provoca daños en las vellosidades intestinales, especialmente en el intestino, que acaban provocando atrofia de las vellosidades e incluso otros daños graves.

La dieta sin gluten es cada vez más popular en la sociedad. Cada vez son más los comercios y restaurantes que se solidarizan con los celíacos para dar a conocer la enfermedad y contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Alba Sánchez y Marga Carreras son algunas de las muchas personas que se han dado cuenta de que su entorno se ha vuelto más problemático que hace unos años. Ambos fueron diagnosticados de celiaquía en la edad adulta (Sánchez, de 27 años, y Carreras, de 34) y han tenido que cambiar su dieta.

Quizás te interesa:Poké bowl vegetal con salsa teriyakiPoké bowl vegetal con salsa teriyaki

"Hace cinco años, empecé a encontrarme mal después de comer casi de todo. Al principio pensé que podía ser el estrés o que no digería bien los alimentos, pero luego fui al médico y tras unas pruebas me confirmaron que era celíaca. El gluten estaba prohibido en mi dieta", dice Alba. Marga destaca el tiempo que pasa en la cocina: "Nunca he pasado tanto tiempo en la cocina. Me gusta cocinar, pero a veces es difícil encontrar tiempo para ello debido al trabajo. Ahora cuido mi dieta con otra actitud y cocino para la familia y los amigos asegurándome de que nada contenga gluten. Encuentro el tiempo debajo de una piedra", explica.

Ambos reconocen que en los dos últimos años han aparecido nuevos tipos de productos en los supermercados. Antes", dicen, "era muy difícil mirar alrededor. Comer fuera sigue siendo un problema, pero también se han dado cuenta de que muchos restaurantes muestran los alérgenos en el menú. Sin embargo, también denuncian que "la banalización de la dieta sin gluten popularizada por gurús y falsos nutricionistas ha llevado a una relajación de los protocolos de manipulación de estos productos, lo que puede aumentar el riesgo de consumir alimentos contaminados con esta proteína."

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) estima que 1 de cada 100 personas es celíaca y que el 85% de los afectados aún no ha sido diagnosticado. Con motivo de la celebración este sábado del Día Nacional de la Celiaquía, La Vanguardia se puso en contacto con la médico de familia Elisa Gómez para aclarar algunos conceptos erróneos sobre la enfermedad.

No se trata de una enfermedad, sino simplemente de intolerancia. Falso.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune crónica y sistémica. Esto último significa que afecta al organismo de muchas maneras, no sólo al intestino, sino también a otras enfermedades", explica el médico.

Quizás te interesa:Polos de sandía: las vitaminas en su versión más refrescante

"Una enfermedad autoinmune significa que las defensas del organismo piensan que el gluten es malo y atacan al paciente, aunque no lo sea. Si fueran intolerantes, no les destruiría los intestinos. Pero la celiaquía es una enfermedad, así que así será", añadió.

Existen diferentes tipos de enfermedad celíaca. Verdadero

No hay que confundir los tipos de celiaquía con los grados de la enfermedad celíaca. No existen diferentes grados de enfermedad celíaca, sólo el grado de daño intestinal. Ningún tipo de enfermedad celíaca es más grave que otro. El gluten provoca los mismos daños en el intestino de todos los celíacos.

Y la diferencia está en la tipología: sintomático y asintomático. En otras palabras, algunas personas se dan cuenta inmediatamente cuando ingieren gluten porque les perjudica, mientras que otras no presentan síntomas. Pero el intestino se daña del mismo modo", explica. Un tercer caso", concluyó, "son las personas que tienen una enfermedad latente que no se manifiesta a pesar de una predisposición genética.

Los productos sin gluten adelgazan. Falso.

Los productos "sin gluten" suelen tener mucha más grasa que los productos sin gluten, aunque a menudo se anuncie lo contrario. Esto se debe a que contienen más grasa, por ejemplo aceite de palma o de coco, y más azúcar para que el producto final sea más sabroso y fácil de comer.

A menudo se promocionan como la solución ideal para perder peso, pero, irónicamente, en la mayoría de los casos ocurre lo contrario. Puedes comprobarlo si comparas dos envases sin gluten y dos envases con gluten. A menudo se olvida este ejercicio.

Fuente: infobay.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Personas celíacas: verdades y mentiras de esta intolerancia puedes visitar la categoría Alimentacion saludable.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad