Azúcar o grasa, ¿qué es peor?

¿Qué es más perjudicial, la grasa o el azúcar? No siempre está claro qué es peor para una dieta sana.

La grasa siempre se ha demonizado y se ha considerado algo que debe evitarse en una dieta sana, pero recientes investigaciones han reevaluado el valor nutricional de la grasa, y es el azúcar lo que realmente debe eliminarse de la dieta.
Esta sección analiza qué tipos de grasas hay, cuáles conviene evitar y por qué el azúcar es perjudicial.
Si quieres comer sano, el primer paso es reducir el consumo de grasas. Esto se debe a que el consumo de grasas se ha relacionado con las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, no todas las grasas son iguales, y algunas se consideran más saludables y necesarias que otras. Las grasas incluyen las saturadas (grasas malas) y las insaturadas (grasas buenas).
El colesterol malo o lipoproteína de alta densidad (HDL) tiende a formar depósitos en las arterias que provocan obstrucciones y falta de elasticidad en las paredes arteriales, lo que puede ser muy peligroso, mientras que el colesterol bueno o lipoproteína de baja densidad (LDL) licua la sangre y evita la formación de estos depósitos grasos nocivos, es decir, el colesterol bueno destruye el colesterol malo.
Por lo tanto, tiene mucho sentido consumir alimentos que contengan ácidos grasos insaturados.
Entre los ácidos grasos insaturados están los monoinsaturados, que se encuentran en los frutos secos, las semillas, los aguacates y algunos aceites como el de oliva y girasol. Los ácidos grasos poliinsaturados son también ácidos grasos insaturados y se encuentran en alimentos como el maíz, las semillas de algodón, las semillas de lino, las judías y la soja, la margarina y el marisco.

Los ácidos grasos saturados suelen ser sólidos a temperatura ambiente, como los que se encuentran en la carne animal y en productos lácteos como la mantequilla, el queso y la nata. Pueden provocar un aumento del colesterol malo y, en última instancia, enfermedades cardiovasculares.
Estudios recientes han empezado a reevaluar el valor de las grasas y aceites animales. En un reciente artículo publicado en el BMJ, Aseem Malhotra, uno de los principales cardiólogos del Reino Unido y especialista del Hospital Universitario de Croydon (Londres), concluye que las grasas saturadas de la mantequilla, el queso y la carne roja no son tan perjudiciales para el corazón como se pensaba. Según este cardiólogo, comer productos bajos en grasa aumenta paradójicamente el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Por ello, la presencia de azúcar en numerosos alimentos y salsas ha provocado un alarmante aumento de su consumo, convirtiéndolo en el enemigo público número uno. Aparece en las etiquetas de ingredientes de los alimentos procesados con distintos nombres
Sacarosa
Glucosa (dextrosa)
Néctar de agave (aguamiel o néctar de agave).
Glucosa (dextrosa)
Zumo de caña de azúcar evaporado (jugo de caña de azúcar evaporado)
Lactosa (azúcar de la leche)
Sirope de malta, jarabe o miel (jarabe de malta)
Melaza
Jarabe de arroz integral (sirope de arroz integral).
Si supiera de antemano que estos nombres se refieren al azúcar, se lo pensaría dos veces cuando lo viera en el producto que va a comprar, y quizá no lo compraría... si contiene más de cuatro gramos (4%)..... Yo no lo compraría.
Las grasas trans son otro tipo de grasas insaturadas, pero no son tan saludables como las monoinsaturadas o las poliinsaturadas. Esto se debe a que estas grasas aumentan el riesgo de enfermedades cardiacas. Se encuentran en aceites hidrogenados y parcialmente hidrogenados en productos elaborados con estos aceites, como galletas, pasteles, donuts y frituras.
Muchos expertos han adoptado la nueva visión de que la grasa no es tan mala y que lo realmente perjudicial es el azúcar "oculto" en muchos productos que, cuando se consume en exceso, a menudo se almacena en el cuerpo en forma de grasa sin que nos demos cuenta. Sin embargo, siempre debemos consumir grasas con moderación y asegurarnos de que sean grasas monoinsaturadas.
Es muy importante que aprendamos a leer las etiquetas de los productos que compramos habitualmente en los supermercados, ya que podemos estar consumiendo alimentos perjudiciales sin saberlo.

Si desea más información sobre nuestros tratamientos de pérdida de peso, no dude en ponerse en contacto con nosotros rellenando este formulario de contacto. También puede ponerse en contacto con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es.

Quizás te interesa:Babyccinos: cuando el café es cosa de niñosBabyccinos: cuando el café es cosa de niños

Total visitas 787, 1 visitas hoy.

Uno de los dos sospechosos es más siniestro que el otro.

En un país donde la obesidad importa, la grasa y el azúcar son sin duda los malos. Pero, ¿qué sospechoso es más malvado?

Eric Stice, investigador principal del Instituto de Investigación de Oregón, y sus colegas dieron batidos a 106 estudiantes de secundaria y utilizaron imágenes por resonancia magnética funcional (IRMf) para estudiar cómo respondía el centro de recompensa del cerebro. Las bebidas contenían mucho azúcar o mucha grasa. El estudio, publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, concluyó que el azúcar era el más perjudicial de los dos. Hemos entrevistado a científicos para saber más.

¿Qué hay de nuevo en esta investigación? Somos uno de los primeros laboratorios en ofrecer comida durante los escáneres cerebrales. Aplicamos técnicas de imagen a las áreas de recompensa del cerebro y descubrimos que el azúcar, en lugar de la grasa, puede anular los circuitos de recompensa y provocar atracones.

Quizás te interesa:Bao: restaurantes en Madrid y BarcelonaBao: restaurantes en Madrid y Barcelona

Así que cuanto más azúcar consumas, más antojos tendrás. Esto parece una historia de adicción. Es absolutamente lo mismo que el abuso de drogas. Pero recuerdo que mi madre me decía: "Si te encuentras mal, come chocolate". Pero resultó que mis madres tenían razón.

¿Cuál es la base de nuestra ansiedad por el azúcar? Parece que nacemos con una mayor preferencia por el azúcar. En tiempos primitivos, la gente moría porque no tenía suficiente para comer. Y necesitamos desesperadamente asegurarnos de que tenemos suficientes calorías. No hay freno alguno al consumo excesivo.

Lectura recomendada: Carne en un tubo de ensayo.

¿Por qué eligió a estudiantes de secundaria como sujetos de investigación? Porque el objetivo del experimento era identificar los factores de susceptibilidad neurológica temprana que aumentan el riesgo de aumento de peso en etapas posteriores de la vida y comprobar si el aumento de peso y el consumo excesivo de alimentos muy energéticos pueden provocar cambios en el circuito de recompensa. Por lo tanto, queríamos estudiar a los jóvenes antes de que aumentaran de peso de forma poco saludable.

¿Ha disminuido entretanto la ingesta de grasas? En los años setenta se descubrió que todos los infartos estaban causados por la grasa. Por ello, se hicieron grandes esfuerzos para reducir la ingesta de grasas. Hemos hecho un mejor trabajo reduciendo la cantidad de grasa en nuestra dieta. Pero comemos demasiado y sustituimos la grasa por azúcar. Algunos alimentos, como la salsa de tomate y la salsa para espaguetis, nunca han contenido azúcar. La industria alimentaria vende lo que le gusta a la gente.

Por desgracia, parece que las sustancias químicas del cerebro nos sabotean constantemente. ¿Cómo debemos responder a esto? Fomentamos el enfoque de cambio gradual, en el que el azúcar en la dieta se reduce gradualmente.

¿Son todos los azúcares iguales? Hay dos tipos de hidratos de carbono: los simples, como el azúcar, y los complejos, como las frutas y los cereales integrales. Existen diferentes tipos de hidratos de carbono simples, como la sacarosa, la glucosa y el jarabe de maíz de alta fructosa. Las verduras como las zanahorias también son ricas en azúcar. Si puedes obtener el 60% de tus carbohidratos de las verduras y la fruta, es una buena forma de obtener la fibra, las vitaminas y los minerales que te hacen sentir saciado. Sin embargo, los azúcares simples, como los que se encuentran en los refrescos, sólo aportan calorías y ningún valor nutritivo.

Recomendación. Polvo pasando por nuestra casa.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Azúcar o grasa, ¿qué es peor? puedes visitar la categoría Alimentacion saludable.

Resumen

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro creador y editor de eldespachoclandestino.com. Si estáis aquí es porque como yo, sois amantes de la buena cocina y la vida saludable. Quédate conmigo y aprendes sobre este apasionante mundo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Política de privacidad